(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar

Decisiones fundantes

“Me di cuenta de que, si yo no decido, los demás deciden por mí” fue la revelación de una consultante, la semana pasada.  Puedes pensar: “¡Qué obvio!”.  ¿Y cómo te va con eso? La dificultad de ver lo obvio…  Estamos atravesados por decisiones continuamente.  Y alguien tiene que tomarlas.  Si no somos nosotros, otro lo hará.  O  la reactividad en nosotros, lo repetido y cómodo, lo no comprendido ni trabajado, los traumas iniciales en acción. Parece fácil dejarse llevar por la inercia.  El problema es que la bola de nieve sigue creciendo hasta que nos arrastra y nos asfixia.  Luego, no hay excusas ni justificaciones que valgan, porque somos responsables por nuestras decisiones… o no decisiones, que ya son decisiones en sí mismas. Pensamos ingenuamente que, al no hacerlo, podemos echar culpas al otro y desentendernos.  No sólo es mentira sino que, para colmo, las consecuencias generalmente caen todas juntas. Una de las principales razones por las que no tomamos decisiones es porque no nos creemos suficientemente capaces o fuertes o merecedores o lo que sea.  Sólo podemos convocar algo a nuestra medida, nada más grande que nosotros.  Justo para nuestra vibración esencial.  Esto significa confiar en que lo que desencadenemos será lo mejor para nosotros.  Este es el tema: tememos lo peor. ¿Y si comenzamos a creer que nuestra Alma desea nuestro mejor aprendizaje, desarrollo, evolución?  Cambia todo el panorama… ...

La nueva normalidad (Kryon)

Muchos nos sentimos “perdidos” ante los enormes cambios energéticos de los últimos tiempos, como que el GPS no registra bien los cambios… Kryon brinda una serie de consejos muy inspiradores. Los atributos del cambio Saludos, queridos, Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético. Uso esta expresión: mi socio se hace a un lado. En la información entregada hoy, que yo canalicé a mi socio, han aprendido que existen muchas partes de ustedes. La parte que se hace a un lado, el cerebro corpóreo para sobrevivir, permite que se agrande el portal de la pineal que es la parte intuitiva. La canalización no es otra cosa que una intuición ampliamente abierta, permitiendo una corriente plena de información no lineal proveniente de la Fuente. En estos últimos 25 años, mi socio ha sido capaz de linealizar esto, a través de acuerdos, y práctica, para que suene como si llegáramos a ustedes en un lenguaje humano normal; usamos el intelecto de mi socio y su capacidad para hablar, su idioma, su vocabulario, todo eso. Quiero que presten atención: la canalización usa las capacidades del ser humano; no es algo sobrenatural. Toda canalización que haya sido exacta y verdadera ha llegado de esta manera a través de un ser humano. Las Escrituras más elevadas del planeta, escritas de este modo, son canalizadas. La mayor sabiduría que hayan obtenido de las energías chamánicas ha sido canalizada de este modo, usando la cultura del ser humano, su experiencia, su lenguaje y la mecánica de su cuerpo. Por tanto, es en honor de la humanidad que esto se entrega así. ¿Comprenden, queridos, que si quien ustedes llaman...

¿Cómo solucionar el “tengo que”?

Finalmente, alguien hizo un estudio para preguntarse qué pasaba cuando las personas no estaban corriendo de una ocupación a otra o enchufadas a artefactos electrónicos: se angustian.  Tanto que pagan para le den un choque eléctrico.  Le surgen los vacíos y las frustraciones. Por definición, el Ego es incompleto.  Trabaja sobre la limitación y la carencia.  Así que su esfuerzo constante tiende a la lucha por la completitud.  Como está en la tercera dimensión, trata de llenarse con cosas, personas, satisfacciones inmediatas, reconocimiento, dinero, lo que sea que encuentre a su alcance o que le hayan hecho creer que será la nueva panacea.  La verdad es que nunca lo logrará.  Entonces, ¿para qué tenemos un Ego? Hay distintas teorías, pero una que me parece interesante es que somos seres interdimensionales super-poderosos, jugando a ver cuántas dificultades podemos superar en un contexto limitado.  Viéndolo desde esta perspectiva, ¡vaya que tenemos éxito!  Nuestro orgullo de ser se basa en cuán dramáticas y difíciles son las circunstancias que debemos atravesar y ganar.  “Debemos” y “tenemos que” son las palabras clave de este juego. En lo personal, me harté.  Hace tiempo que no encuentro ninguna motivación en ello.  Observo desapegadamente  los esfuerzos inútiles, tanto míos como de los demás.  Dicen que eso sucede porque el “sueño” se está acabando y comenzamos a despertar a quienes somos verdaderamente y su unión a Todo Lo Que Es.  Debo admitir que se me hace complicado a veces.  Una parte mía todavía trata de completar algún mandato de esta vida o de otras, de un ADN cargado de memorias de “superación personal” a través de la lucha...

La mejor ayuda

  Muchas personas que desean ser útiles terminan siendo utilizadas.  Hay una enorme responsabilidad en ayudar.  No se trata de “ser buenos” ni de “no puedo ver sufrir al otro” ni de “me hace sentir bien” ni de “así soy yo”.  Esta es una actitud egoísta: ¿qué podríamos esperar de los resultados? Actuar reactivamente o hacer asistencialismo no sirven.  En estos tiempos en que estamos tomando conciencia del poder que traemos para crear nuestras vidas, ayudar ingenuamente puede causar más problemas que soluciones.  Resulta difícil dejar que alguien que amamos se lastime o sufra, pero lo más probable es que necesite esa lección para  madurar y darse cuenta de la capacidad que tiene. ¿Otras posibilidades?  Escuchar, abrir oportunidades, mostrar el contexto, enseñar recursos, incentivar el entusiasmo, elevar la autoestima, ser neutrales, apoyar emocionalmente, hacer Hoponopono, armonizar, guiar amorosamente, despertar conciencia, estimular la sonrisa, mostrar el potencial, sacralizar la vida, ser comprensivos… Y una esencial: cuanto mejor estemos nosotros, más irradiaremos bienestar hacia los demás (ellos desearán seguir el ejemplo, no las palabras).  No minimicemos la importancia de nuestra vibración para el mundo.  Ser es tan o más crucial que Hacer.  Y allí se revela la...

¿Estás conciente de la Ley de Causa y Efecto?

Un tema recurrente que observo últimamente entre mis consultantes es la negación de esta Ley Universal o de sus resultados.  ¿De qué se trata?  De que todo pensamiento, palabra o acto tiene sus consecuencias.  Cuanto más polarizados hacia lo negativo o positivo ellos estén, más reacción podremos esperar.  Cuanto más negativo, más confrontación y obstáculos.  Paradójicamente, no siempre cuanto más positivas, mejor.  Esto es porque muchas personas accionan desde un lugar de rechazo hacia lo negativo en sí mismas, por lo que atraen lo negativo para poder conocerse e integrarse. El tema principal aquí es la responsabilidad.  En astrología, se relaciona con el primer giro completo de Saturno.  Alrededor de los 28 años, todos hemos pasado por alguna situación crucial que nos invitó a madurar y a darnos cuenta de que la omnipotencia de la juventud se terminaba. Hasta ese momento, creíamos que podíamos hacer cualquier cosa, sin resultados visibles.  Pero, algo nos hizo despertar y asumir que debíamos responder por lo que habíamos puesto en marcha. De acuerdo al nivel de conciencia con que desciframos esa circunstancia, habrá sido la forma en que comenzamos a vincularnos con la realidad.  Para algunos, habrá significado tomar decisiones con un amplio sentido de las consecuencias involucradas para ellos y los demás.  Para otros, podrá haber sido incrementar los miedos acerca de sus actos. Para otros, habrá sido una materia pendiente parcial o totalmente. En estos tiempos, pocos se están librando de este asunto.  El karma (esta Ley según los orientales) está funcionando muy rápido.  Antes, la reacción podía suceder años (o vidas) después.  Ahora, está a la vuelta de la esquina. ...