(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
Tú eres tu propia creación: acéptala y celébrala!

Tú eres tu propia creación: acéptala y celébrala!

“¡Qué estúpido que soy!”.  “Nunca voy a lograr ese ascenso”.  “No sirvo para nada”.  ¿Cuántas veces decimos cosas como esas, o peores?  Nos destratamos constantemente.  Insultos, humillaciones, desvaríos, dudas, autoprofecías cumplidas, son el telón de fondo de nuestras vidas.  ¿Es posible desarrollarnos así? Nos recriminamos los defectos, nos exigimos las faltas, no nos reconocemos las cualidades.  Vivimos deseando ser otros, debilitándonos en cada pensamiento, sufriendo en cada emoción.  La religión y la cultura han puesto modelos inalcanzables o imposibles, que no registran el aprendizaje y la transformación como motores.  “Debemos” ser buenos, exitosos, múltiples, excelentes en cada cosa, prósperos, felices.  ¿Quién puede conseguir todo eso, sin renunciar a su individualidad, a su esencia? Nuestro interior choca contra tanto mandato y aparece el drama.  Y el drama es proporcional a la magnitud del Ego.  Cuanto más Ego, más desdicha y resistencia.  Esta sociedad está construida y manejada a través del Ego, está desacralizada, salvo en lo exterior y superficial.  Es común el Ego “espiritualizado”, con mucha teoría y rituales, pero sin incidencia en las vidas cotidianas. Nos cuesta enraizar la espiritualidad.  Quizás, porque hemos separado cuerpo y alma.  Lo material por un lado, lo anímico por otro y un especialista para cada cosa.  Hemos diseccionado todo hasta lo ínfimo para encontrar que es igual a lo cósmico.  Pero todavía no hemos podido integrarlo concretamente. Al rechazarnos y pelearnos con nosotros mismos, ¿lo conseguiremos? Claramente, no.  Sin embargo, lo seguimos haciendo.  Resabios de una educación autoritaria, censora y condenatoria, tal vez.  Ahora, se agrega la contraria: permisiva, relativa y mutable.  Entre ambas, no encontramos un equilibrio sano y sostenible.   Te...
Resistencia y liberación

Resistencia y liberación

Estábamos haciendo un ejercicio con una consultante y se quejaba porque sentía que  los músculos se le iban a desgarrar. Inconcientemente, controlaba la elongación y así generaba más dolor. Le indiqué que vaya soltando poco a poco la posición ayudada por la respiración y pudo estirarse mucho más y el malestar fue desapareciendo. El cuerpo habla. Es la “metáfora” concreta (y cruda) de lo que sucede en los niveles mentales y emocionales. Cuando controlamos, aferramos, contenemos, resistimos, causamos dolor y, cuando le agregamos emocionalidad, sufrimiento.  Cuando soltamos, nos entregamos y respiramos, aparecen el aprendizaje, el placer y la alegría.   La resistencia a lo que es suscita dolor. Cuando aceptamos y liberamos, se acaba la lucha. Comienza la libertad y la...
La calma guía hacia la solución

La calma guía hacia la solución

Una nueva consultante me llama, agitada y nerviosa, para contarme un suceso sorpresivo, que puede cambiar la vida de su familia.  Habla sin parar, atropellándose con las palabras, imaginando circunstancias infortunadas y panoramas apocalípticos.  En la primera pausa que toma, la detengo y le digo que respire.  No me escucha y quiere seguir hablando.  La vuelvo a parar y le repito que comience a respirar, en principio como le salga, pero que tome aire por la nariz y lo saque por la boca, por la garganta específicamente, como si soltara toda la angustia en una exhalación aliviadora.  Después que lo hace unas cuantas veces, le pido que respire por la nariz, lentamente, con la panza, que ponga la atención en sus pies, luego en todo su cuerpo, que sienta su corazón latiendo cada vez más lentamente.  Ahora que está más serena, la invito a que vuelva a sí misma, que se centre en su pecho, que se diga: “Yo soy xxx, estoy en pleno uso de mi conciencia, estoy conectada a mi Ser y, cuanto más calmada estoy, más cercana está la solución a cualquier situación”.  Luego de una breve charla, se da cuenta de que esto podría ser una bendición disfrazada y el cambio que estaba esperando. Esta forma de reaccionar es sumamente común: nos dejamos llevar por las emociones y las fantasías más sombrías y terminamos generando cosas mucho peores.  Reflexionemos un poco.  Si un específico hecho acontece, se debe a que una serie de decisiones y actos previos buscan una resolución.  Es la oportunidad de finalizar con una tendencia y comenzar con otra.  En la medida...
La Ventana de Johari (dos preguntas para conocerte)

La Ventana de Johari (dos preguntas para conocerte)

La ventana de Johari fue creada por los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham y se trata de un test psicológico para conocernos a nosotros mismos con tan solo 2 preguntas.  No sigas leyendo para no hacerte trampa y procede a tomar un papel. Dibuja un rectángulo y escribe un 0 en la esquina superior izquierda, un 100 en la esquina superior derecha y otro 100 en la esquina inferior izquierda. La línea superior y la izquierda actúan en forma de escalas de 0 a 100. Aquí va la primera pregunta: ¿Cuánto me importa lo que piensan o lo que digan los demás sobre mí?  Todo es relativo, lo sabemos, así que haz un promedio entre tu círculo más íntimo y un conocido.  No se trata solamente de “importar” en el sentido de “yo hago lo que se me da la gana” sino también de escuchar, de tener en cuenta las opiniones de los demás, aún si no te dejas llevar por ellas.  Si pones 0: te da lo mismo que hablen o que te aconsejen o que opinen porque no le haces caso a nadie.   Si pones 100: vives preguntando las opiniones de los otros, valorándolas más que las tuyas (si las tienes) y haciendo lo que los demás dicen que es mejor.  Si pones 50: te estás mintiendo.  Lo normal es algo por encima o por debajo.  Para el ejemplo, vamos a poner 74.  Lo marcamos en nuestro rectángulo . Aquí va la segunda pregunta: ¿Digo frecuentemente lo que pienso?  En una escala de 0 a 100 valora si dices a menudo lo que piensas sin importarte si va ser...
Tú decides: resistes, neutralizas o beneficias

Tú decides: resistes, neutralizas o beneficias

¿Cómo estás leyendo este artículo?  ¿Es confortable tu postura, te molesta o te duele algo?  ¿O estás tan absorto navegando en Internet que no te das cuenta de tu cuerpo?  Si atraje tu atención, no cambies nada por ahora.  Solo observa tu respiración, tu actitud, tus manifestaciones físicas.  ¿Cómo te sientes emocionalmente?  ¿Está tu mente tranquila o ansiosa o embarullada?  ¿Te sientes bien? Si respondiste que no, ¿sabes qué hacer para cambiarlo?  Esta pregunta tan simple puede resultar lo menos obvio que te imaginas.  Damos por descontado que así somos, que así son las cosas, que así es la vida, por lo que rara vez nos planteamos que el cambio es posible y menos cómo se hace. Tomar esa oportunidad implica que atravesaremos por distintas instancias, algunas difíciles, otras asombrosas, otras espléndidas.   ¿Cómo transitar las complicadas?  Buscando comodidad en la incomodidad.  Siempre tendremos situaciones que nos desagradan o nos perturban.  La actitud con que las tomemos es crucial.  Ya lo sabes: no importa lo que sucede sino qué haces con ello… Tienes tres posibilidades: te resistes, lo neutralizas o le buscas algo bueno.  Analicemos cada una.  Si te resistes, cargas la actividad con enojos y victimizaciones, lo cual la hace más pesada y difícil.  Si la neutralizas, la aceptas y te dedicas a realizarla sin más, con la mente en blanco.  Si le buscas el beneficio, te será más rápido y fácil y te energizará en cuanto comiences.  Recuerda que estamos en una dualidad, por lo que todo tiene tanto su parte buena como mala. Vamos a un ejemplo simple: suponte que tienes que ordenar tu ropa.  En el primer...
¿Y tú quién te crees?

¿Y tú quién te crees?

Leyendo comentarios en diarios (una actividad riesgosa, teniendo en cuenta la agresividad de la mayoría), resalta cada tanto el ninguneo hacia personas que han tenido un pasado controvertido.   Hay una especie de condena eterna, como si no se tuviera el derecho a aprender y cambiar.  El dedo señalador  se levanta enseguida para recordar que, hace años, se cometió determinada equivocación o se vivió de cierta forma o se viene de estratos bajos.  Es lamentable que nuestras sociedades no comprendan que vinimos aquí a aprender y que eso se logra a través de “prueba y error”.  Se privilegia el “mostrarse bueno” (o políticamente correcto, como se dice ahora), amparando la hipocresía y la mentira, en lugar de la búsqueda de la autenticidad, que a veces puede llevar a lugares difíciles.   Prefiero mil veces una persona que logró encontrarse a sí misma y evolucionar a través de decisiones discutibles a una que se quedó sometida a los qué dirán y a lo que debe de ser y que defiende esa parálisis con juicios cobardes.  Cada vida es una creación individual y preciosa, amada por...
Pronóstico para Agosto del 2015

Pronóstico para Agosto del 2015

Los temas para Agosto son “Consolidación y Prioridades” En este mes se trata de estar anclados, ser organizados y prácticos. Se trata de elegir con sabiduría cómo y cuando buscar apoyo y donde y en qué colocar su energía. Nos deslizamos hacia Agosto partiendo de un poco de caos remanente y quizás demasiadas cosas entre manos. Algunos de ustedes pueden sentirse estancados, irritados, limitados o ansiosos. También pueden sentir algo de inercia que viene del no saber por donde comenzar. Cuando estamos en este estado es hasta difícil reconocer cuánto hemos crecido y cambiado durante los últimos meses. Es más fácil gemir, protestar, culpar a los demás y sentir pena por nosotros mismos respecto a lo que no se ha manifestado y cuán difícil parece ser la vida en este momento. Lo que dará un giro positivo a los patrones del mes es el comenzar con honrar verdaderamente la influencia de la luna llena (31 de julio a las 4:42 AM horario de verano de las montañas) y ser disciplinados respecto a abrazar la oportunidad  de reiniciar sus intenciones en una frecuencia superior. Olviden el pasado, borren el mes de julio y avancen hacia algo nuevo. Es un nuevo mes y mientras menos patrones viejos arrastren consigo, mejor. Este es el mes donde la influencia del rey entra en juego y ayuda a organizar la creatividad caótica del papel del artesano. Tienen una oportunidad para anclar sus sueños, ideas y creatividad en una forma más práctica de manera que estos puedan comenzar a apoyarlos a ustedes y a este nuevo contenedor que están construyendo para sí mismos. Elegimos el...