(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
Plantéate proyectos interiores para revalorizar tu exterior

Plantéate proyectos interiores para revalorizar tu exterior

Una paciente me contaba que, cuando fue a visitar a su madre de 76 años, ella le mostró su huerto y le comenzó a describir lo que iba a hacer, los árboles que plantaría, las flores y arbustos que renovaría.  Mi paciente estaba anonadada de tal entusiasmo porque se piensa a sí misma sin tanta energía ni proyección.  Es cierto que es diferente de su madre pero sí tiene sus planes, solo que la muchos no son externos. ¿Qué significa esto?  Podemos tener proyectos interiores y exteriores.  Casi todos solo pensamos en los de la última clase porque es lo que nos han enseñado.  Nos medimos a nosotros mismos por lo que podemos construir y concretar y está bien.  El problema es que muchas veces hacemos esos objetivos para cambiar algo que no nos gusta o por cómo nos sentimos… pero no cambiamos ese interior que se siente mal, por lo que nos desilusionamos rápidamente y volvemos a la carga por otro intento externo y así podemos seguir por siempre… Abundan las muestras: parejas, trabajos, lugares de residencia, objetos, etc.  Creemos que, al cambiar algo del afuera, nosotros nos sentiremos distinto y seremos más felices.  Ponemos una enorme cantidad de energía y expectativas en transformar a los demás y/o a las situaciones para encontrar que, lamentablemente, no es automático.  La novedad pasa pronto y volvemos a transitar por los mismos conflictos y traumas.  No se nos ocurre que podemos tener proyectos internos y que ellos impulsarán lo que encontremos en el afuera. ¿Cuáles pueden ser?  Dejar de reaccionar y elegir; ser más independientes; usar la conciencia; enojarnos menos; ser...
Un recurso valioso: ¡editar! (haz lo necesario)

Un recurso valioso: ¡editar! (haz lo necesario)

Hace un tiempo, un paciente me estaba contando una situación con lujo de detalles, sin llegar a ninguna comprensión ni conclusión.  En un momento, lo detuve y le imploré: “¡edita!”.  Se rió mucho y se dio cuenta de que siempre hacía eso: se perdía en los pormenores y no veía lo básico ni su significado. Una de las tareas de un editor es cortar, cortar y cortar, hasta que prevalezca el mensaje real del autor, en lugar de que se disipe en hechos irrelevantes o palabrería inútil.  Es una de las labores más difíciles que hay, sobre todo porque el escritor tiende a defender celosamente su obra.  Nosotros hacemos lo mismo.  Argumentamos frenéticamente: “yo hice esto porque… no sabía… no podía… no tenía… no alcanzaba… no…”.  ¡Cuánto cambiaría todo si simplemente dijéramos: “yo hice esto”!  Punto.  Responsabilidad pura.  Sin pretextos. ¿Editamos lo que deseamos?  Con una paciente, estábamos trabajando las metas para el próximo año.  Después de leerme un borrador con muchos objetivos, le pregunté: “¿te va a alcanzar el año para todo eso?”.  Tendemos a proponernos demasiados logros, idealizando nuestra capacidad… y el tiempo.  Así, terminamos yéndonos al otro extremo, abandonando todo.  Cada cosa en el principio es una semillita, que parece que no nos demanda mucho, pero luego va creciendo y sus raíces abarcan más de lo que creíamos. El cambio ya está dentro de nosotros.  Si no nos dejamos cegar por la ambición del Ego y somos sinceros con ese “mar de fondo” que percibimos en el interior, con esas señales que nos alertan acerca de qué debemos transformar, es cuestión de seguirlas y dejar que...
Dones espirituales

Dones espirituales

TRES CATEGORÍAS DE DONES: Hablemos de esos “dones” especiales que traen ustedes, los que describen perfectamente su propia naturaleza en expansión, y son de la mayor utilidad para el Desarrollo Planetario mientras éste se expresa en su vecindad inmediata. Ciertamente, ustedes son TODO ELLO, en un sentido macrocósmico. Nunca olviden este hecho maravilloso que los conecta con la tierra. Pero localmente, en el sentido de la “primera persona”– el nivel experimental- también son algo muy exclusivo y poderoso. Los Dones Espirituales caen en tres categorías: Orientaciones del Espíritu (lo que los motiva a ustedes), Operaciones del Espíritu (lo que manifiestan ustedes), y Oportunidades para el Servicio (lo que les pide su ayuda). Todos ellos son su forma de nutrir al planeta y a su yo tridimensional. Los llamamos Karysmation, Energematon y Diakonion. Estos antiguos términos griegos encarnan hermosamente el enfoque característico y la función de cada categoría, así como la comunidad de individuos que se congregará alrededor de eso en la Tierra. Hemos hablado del planeta anteriormente en la transmisión llamada “Familias del Corazón”. Ahora nos gustaría hablar de los diversos componentes contenidos en ese “corazón” planetario. Aceptarlo es la forma más clara y fácil de tener éxito y libertad. Por supuesto, esto no niega sus propias formas elegidas de programación limitadora para que luchen. ¿Quién se querría perder la aventura de ser un humano, luchar y luego escapar de esa lucha? Generalmente, durante sus “noches oscuras del alma”, la persona deliberadamente se distancia de la magia personal. Se complicará la vida, en mente y alma, hasta que la necesidad de la lucha haya pasado. Entonces llega el amanecer....
La productividad nos impide nuestro derecho a Ser

La productividad nos impide nuestro derecho a Ser

En los años ´30, en Occidente, se originó un enorme cambio económico, social y cultural.  La producción se transformó en el gran objetivo y la fisiología se desplazó de la comodidad al esfuerzo.  Había que “rendir”, en largas horas de encierro y monotonía, en condiciones estresantes, corriendo contra el reloj.  Ya no había lugar para el tiempo, el placer y la creatividad de una labor artesanal;  todo debía ser rápido, uniforme y racional.  El cuerpo pasó de una estética blanda y sensible (recuerda las “gordas” de Rubens) hacia una de líneas delgadas y estrechas, con fuertes contracciones en el abdomen y la pelvis.  ¡Adiós, sensualidad!, ¡hola, productividad!  Es paradójico que, cuando esta idea se instaló, se creyó que la humanidad tendría mucho más tiempo para el ocio, ya que las máquinas harían su labor.  La realidad es que nos convertimos en otra máquina.  George Bataille, antropólogo francés, escribió que el hombre afirma su condición de ser mediante el trabajo, pero que ese mismo trabajo también le niega la satisfacción inmediata del deseo.  Subordina el presente al futuro y exorciza el miedo a la muerte.  La vida cotidiana se limita a reproducirse para perdurar.  Bataille exhorta a recobrar la animalidad negada (el cuerpo, diría yo) y la santidad del mal, instancia que reivindica como otra dimensión de la experiencia humana (lee el último Boletín).  Él cree que el hombre se define como tal cuando niega este orden de trabajo y ley: “Sólo cuando los humanos somos capaces de afirmar y mostrar una in-humanidad valerosa y soberana que no teme a la muerte y capaz de hacer del presente un fin, sólo entonces...
Pronóstico Noviembre 2015

Pronóstico Noviembre 2015

El tema principal para el mes de noviembre es PRESIÓN En este mes entramos en la labor que dará a luz a nuestra propia transformación y cambio. Y al igual que en el parto, una vez comenzado el proceso no hay retroceso. La presión que sentimos es la de ser un contenedor que se ha quedado pequeño. Es hora de enfrentar lo desconocido, nuestros propios temores y resistencia y avanzar hacia el próximo nivel. Todo en este mes será presurizado. Sentirán presión del exterior al igual que desde el interior. La imagen es la de un gran globo que se infla hasta que la presión del aire caliente lo obliga a elevarse. Nos hemos estado llenando de nuevos sueños, nuevas intenciones y un compromiso al equilibrio, el crecimiento personal y al cambio y ahora estamos en el punto donde la presión de nuestras propias necesidades y deseos empuja nuestro contenedor hacia un nivel de vibración superior. Es un tiempo apasionante pero que también puede portar mucha ansiedad y temor al avanzar hacia un lugar desconocido. Es un gran mundo nuevo ahí fuera y seremos los pollitos que recién han roto el cascarón emergiendo a un nuevo entorno. Este nuevo entorno tiene muchas dimensiones que brindarán una experiencia de vida más rica. Habrá una conexión más consciente con el mundo astral, el campo cuántico, las frecuencias de luz y sonido y una experiencia multidimensional más plena de los sentidos. Esta es la culminación de la energía del artesano con la que hemos estado trabajando en este año, creando el próximo paso en nuestra evolución. Pero el crecimiento no es fácil....
¿Qué es ser espiritual? Un proceso abrumador…

¿Qué es ser espiritual? Un proceso abrumador…

¿Qué es ser espiritual?  Lo relacionamos con religiones, meditaciones, ciertas prácticas, portarse de una determinada forma (comer, vestirse, hablar “típicamente”), vivir solo o en comunidades, etc.  En lo más básico, con Dios.  Entonces, si fuera así, todo es espiritual.  Si todo fue creado por Dios y Él está en todo, no hay nada que no sea espiritual. Esto rompe la idea comúnmente sostenida de que lo material (incluido el cuerpo) no lo es.  Esta concepción descansa en la dualidad: lo material y lo espiritual se impugnan mutuamente.  Así, lo positivo y lo negativo, el bien y el mal luchan dentro nuestro para alcanzar esa espiritualidad tan esquiva.  Nos agotamos tratando de conquistar uno y de rechazar al otro… ¡inútil tarea! Creo que la espiritualidad (sobre todo en estos momentos) está relacionada con la completitud, con la comprensión de que el supuesto mal es una instancia que complementa, fortalece y profundiza el bien.  Las personas que son solo buenas, que no ven o rechazan lo negativo dentro de ellas tienden a atraer lo malo o a ser explotadas, a fin de que entiendan la dinámica y se enriquezcan.  Necesitan aprender a poner límites, a pensar en sí mismas, a afirmarse, a interrelacionarse dentro de la igualdad. Los estados mentales y las emociones caen dentro de esta situación: algunos son buenos y otros malos.  Esto ocasiona un tremendo daño, ya que cada uno tiene un propósito superior y nos ayudan a gestionar nuestra psiquis.  La tristeza nos permite hacer el duelo y recomponernos para comenzar otra vez.  Si no la permitimos porque debemos estar bien y/o alegres, las consecuencias serán peores...
¿Qué ves cuanto te ves?

¿Qué ves cuanto te ves?

Hoy, vi en una revista una serie de fotos tomadas con ultra-microscopios. Seres infinitesimales, minúsculas partes de células, fenómenos instantáneos. Me quedé maravillada. Todavía no puedo creer la ilimitada riqueza y variedad de lo que nos rodea, desde lo micro hasta lo macro. Es inconcebible tanta multiplicidad y ¡belleza!, porque, además, son hermosísimas. Cuando era chica y me quedaba embelesada mirando los paisajes de mi terruño natal (Diamante, Entre Ríos), el corazón se me salía afuera de la dicha. Me encendía de admiración, de regocijo, de plenitud, de amor, de poder, de… sentirme una con la Tierra. Me pasaba lo mismo cuando había grandes tormentas. Los demás me decían que se sentían pequeños o temerosos. Yo no lo entendía. Yo era parte de ello. Yo ERA ello.   Sin importar si es enorme o mínimo; del cielo, del suelo o del mar; de aquí o del más allá; mío o tuyo: es admirable, excitante, hermoso, increíble, profundo, potente, pleno de sentido y propósito, amable (digno de ser amado). ¿Te puedes ver con esos ojos? Son los ojos de...
Abrazar la Vida

Abrazar la Vida

Cuando decidí tener un sitio, estuve bastante tiempo pensando cómo llamarlo.  No quería poner mi nombre sino brindar una declaración, una afirmación de mi práctica.  En ese momento, el lema de “luchar la vida” seguía siendo casi omnipresente y pensé ofrecer una alternativa.  “Abrazar la vida” me fue apareciendo más y más, hasta que finalmente lo elegí y un paciente de ese momento (¡gracias, Gustavo Pérez!) me hizo el logotipo perfecto.   Luchar es un concepto masculino, el del guerrero que conquista el mundo.   Abrazar es un concepto femenino, el de la madre que acepta e integra el mundo.  Creo que es esencial sumar esta energía a nuestras vidas, sobre todo en el caso de las mujeres, que hemos incorporado el paradigma machista sin darnos cuenta muchas veces. Revalorizar las cualidades y los valores de lo femenino contribuirá al afianzamiento de un nuevo mundo.  Es más, creo que la Nueva Energía es profundamente femenina.  Y podemos recanalizar la masculina de formas más positivas.  Es una tarea de...
Alimentación y Nutrición no es lo mismo

Alimentación y Nutrición no es lo mismo

Cuando tenía veintidós años, tuve un par de cólicos hepáticos, junto con muchos problemas digestivos.  Un cirujano me quiso operar y un médico me dijo que tendría que tomar pastillas siempre.  No hice ninguna de las dos cosas y me dediqué a investigar sobre nutrición.  En estos casi cuarenta años, he conocido toda clase de modas y teorías, pero nunca el tema ha sido tan masivo como ahora. Alimentos mágicos, alimentos demonizados, hipótesis conspirativas, creencias evolutivas contrapuestas, fanatismos varios, abundancia de información no siempre verdadera, son moneda corriente de este submundo que involucra una necesidad real (alimentarnos) con otras necesidades más difíciles de evaluar (emocionales, culturales, económicas, etc.). Un aspecto que se ha incrementado es la suposición de que la comida arreglará… todo.  Desde síntomas comunes a enfermedades mortales, desde el ánimo a la calidad de vida, para cualquier cosa hay un alimento o una teoría que repara la máquina y permite que siga funcionando sin inconvenientes.  El problema es que el cuerpo no es una máquina, es una metáfora.  Manifiesta lo que sucede en los niveles emocionales, mentales y kármicos.  En su aspecto más físico, es cierto que funciona mejor con determinada nutrición pero eso no lo salva de la incidencia de lo que sentimos, pensamos o hacemos.  Todos conocemos personas jóvenes que se han alimentado sano y hecho deportes y que han fallecido de ataques cardíacos o cáncer y personas que han comido de todo y han sido sedentarios que tienen noventa años y están bien.  Los conflictos internos, el sentido de la vida, el destino, la muerte, muchas cosas no se solucionan con comida.    ...