(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
Caer al fondo del pozo (¡otra vez!)

Caer al fondo del pozo (¡otra vez!)

En términos de aprendizaje, existe la creencia de que hay que caer al fondo del pozo para poder volver a salir.  He tenido unas cuantas caídas en mi vida (terribles y dolorosas), hasta que un día me cuestioné si era necesario tanto drama.  Me di cuenta de que yo había recibido bastantes advertencias antes, pero no las había escuchado.  Habían comenzado como pequeñas molestias, seguido como  incomodidades varias (dentro de la comodidad) y continuado como alertas mentales importantes, somatizaciones corporales, situaciones agravadas, pero seguía adelante sin cambiar, creyendo que en algún momento la cosa iba a mejorar por sí sola o adaptándome a circunstancias cada vez peores. ¿Por qué esperar el pozo si sabemos que está ahí y que podemos frenar antes?  Supongo que nos encanta la tragedia, que subestimamos el poder de la negación, que no nos enseñaron otra forma, que nos sentimos mejores personas si caemos y nos levantamos una y otra vez.  Muchas veces, leo comentarios de gente que se vanagloria de resistir, de que los demás no la van a quebrar, de que se han caído mil veces pero siempre se levantaron… ¿para qué sufrir tanto, me pregunto?  Nos han inculcado el mito del héroe y ahí andamos haciéndonos los titanes para obtener reconocimiento y valoración, mientras vamos dejando pedazos de nosotros por todos lados.   No reniego del sufrimiento como recurso extremo de crecimiento, pero ¿todo el tiempo?  Es como la voluntad: si la usamos como recurso continuo, terminamos cansados y desconectados de nuestro deseo interno, ya que todo lo hacemos porque debemos, porque hay que cumplir, sin preguntarnos porqué late nuestro corazón.  El...
Paradigmas que no sirven a nadie

Paradigmas que no sirven a nadie

Me gustan los realitys, quizás porque me fascina observar el comportamiento humano.  Aunque sé que están editados para la conveniencia del show, igual se cuelan aspectos muy interesantes.  Hace poco, comenzó una nueva edición de “Gran Hermano”.  Esta vez no estoy con ganas de seguirlo pero, haciendo zapping, veo la entrada de una  integrante que consiguió su pase por ser la novia de un delincuente financiero.  Además de tan honroso galardón, se ha acostado con varios jugadores de fútbol y advierte que se cuiden porque va a hablar.  Leo que en los primeros días ya se desnudaron.  En un par de conversaciones, de lo único que hablan es de cómo destacarse con cosas escandalosas para poder quedarse. Hay tanto (malo) que comentar pero elijo una cosa: ¿en esto terminó el feminismo?  ¿En que las chicas crean que ser libres es hacer lo mismo que los hombres, o sea acostarse con cualquiera y no importarles los sentimientos?  En el auge de los derechos de la mujer, se creía que conseguiríamos el respeto al respetarnos a nosotras mismas; sin embargo, lo que veo en las chicas de ahora es que no se consideran en lo absoluto.  Se hablan con agresividad y apelativos humillantes, bailan de formas que las disminuyen, se refieren a los chicos de maneras groseras y bajas, se emborrachan o drogan hasta perderse; en definitiva, se comportan como lo más bajo de lo masculino. Obviamente, no todas lo hacen pero sí una gran cantidad. En lugar de explorar y afianzar las virtudes femeninas, las mujeres hemos tomado los valores del patriarcado y los usamos para ascender en la escala,...
De padres e hijos, con humor

De padres e hijos, con humor

Dos escenas de “Two and a half men”: Después de enojarse por una respuesta de su madre, Charlie se calma y le pregunta cómo sabe tocar exactamente los gatillos que le disparan las reacciones más viscerales.  Ella sonríe y le contesta: “porque yo te los puse ahí”. Charlie está tratando de ser amable con su madre pero no le sale.  Ella se hace la víctima y él le dice que es culpa de ella porque, no importa lo que diga, ella siempre tiene un comentario malo o irónico.  Su madre se defiende con la excusa de que es para su bien, para que sea una mejor persona.  Charlie le argumenta que lo acepte así como es, porque eso es lo mejor que puede ser, a lo que ella le responde: “¡Ay, hijo, qué pena!”.   Me encantan las sitcoms, sobre todo las inteligentes como esta, porque retratan  verdades  con alegría y ligereza, haciéndonos reflexionar, una de las grandes virtudes del humor.  Aunque la madre de esta serie es terrible (egoísta, fría, manipuladora), igual capta una realidad: que nuestros padres han puesto todos los botones que nos harán saltar por el resto de nuestra vida, junto con las posibilidades de autoestima y valoración pendientes.   Todo lo que venimos a aprender está formateado por nuestros padres en los primeros años, es la matriz que impulsará nuestro crecimiento y plenitud… si lo reconocemos, lo aceptamos y lo trabajamos.  De lo contrario, será el argumento que hundirá nuestra existencia en excusas y justificaciones.  Esa asociación entre nosotros y nuestros padres es perfecta para la evolución de todos, está hecha a medida e...
Esclavo de tu memoria o creador de tu presente

Esclavo de tu memoria o creador de tu presente

Cuando recién te despiertas a la mañana, ¿qué te acuerdas de ti?, ¿tu vida entera se aparece de golpe?, ¿comienzas a pensar en lo que debes hacer?, ¿alguna vez reflexionaste en cómo te inicias cada día?  En realidad, en el instante en que estás conciente otra vez después de una noche de sueño, tu vida está en blanco.  Tienes que recordar quién eres, qué vas a hacer, tu pasado, tus planes, tu entorno, lenta o rápidamente vas recordando-te.  Tú eres tu memoria. Pocas veces, tomamos en cuenta que nuestro existir es producto de la memoria.  No podríamos desempeñarnos si no recordáramos cómo es hacer el desayuno, lavarnos los dientes, vestirnos, leer el diario, realizar la actividad a la que nos dedicamos, etc.  Estas funciones de la memoria son imprescindibles y nos facilitan las tareas.  Es la estructura de nuestro hacer. ¿Qué sucede con nuestro ser?  ¿Hasta qué punto nos define el cargar con las memorias del pasado?  ¿Qué cambiaría de nosotros si pudiéramos olvidar?  ¿Es posible olvidar?  Preguntas vitales.  ¿Qué respuestas tenemos a ellas?  En general, crecemos con la idea de que el pasado es imborrable, fijo, determinista.  A tal niñez, le corresponde tal desarrollo.  A tal situación traumática, le sigue tal invalidación.  Una especie de teoría casi condenatoria y fatalista, en la que nos ofrecen la adaptación o la lucha como soluciones. ¿Hay otra?  Pensemos.  Cuando aprendemos a conducir un automóvil, en principio tenemos que recordar los distintos elementos y la forma en que funcionan.  A medida que practicamos y los vamos incorporando, se nos hace automático manejar y ya simplemente nos subimos y lo hacemos sin pensar. ...
Con los pies en la tierra…

Con los pies en la tierra…

“A los ignorantes los aventajan los que leen libros. A éstos, los que retienen lo leído. A éstos, los que comprenden lo leído. A éstos, los que ponen manos a la obra”. En estos momentos, de tantas transiciones profundas a todo nivel, no hay verdad más grande que ésta. Encuentro que hay muchísima información circulando, pero poca puesta en tierra. No es lo que sabemos lo que transformará nuestro mundo sino lo que experimentamos, lo que creamos, lo que vivimos. Como expresa otro dicho: “más vale un gramo de práctica que una tonelada de teoría”. Me di cuenta de esto hace mucho tiempo en mí misma y me propuse ser una Terapeuta que ayudara a realizar el cambio interno que habilita el cambio externo. No hay real innovación y evolución con teoría en la mente y parches en la vida cotidiana. Debe nacer desde adentro y entonces atraerá las condiciones para concretarse en el afuera. ¿Lo pruebas? Te...
Estrategias para hipersensibles

Estrategias para hipersensibles

El lunes, escribí acerca de la hipersensibilidad y algunas personas me preguntaron qué hacer cuando se enfrentan a ciertas situaciones.  Una de las más comunes es cómo procesar la cantidad de información que normalmente recibimos, ya que, en general, toda tiende a tener casi la misma trascendencia y resulta abrumador.  En principio, es importante comenzar a priorizar y dejar de lado lo que no es importante.  Eso significa enfocar, en lugar de dejar que cualquier cosa se transforme en algo desestabilizante.  Comencemos por decirnos: “esto no tiene importancia/esto lo puedo dejar pasar/esto no es fundamental para mí ahora” y crear gradaciones de acuerdo al momento y las oportunidades. Por otro lado, también es posible desenfocar, porque somos propensos a quedar atrapados en un ruidito, en una voz especialmente aguda, en un olor penetrante, en una sensación desagradable y darles demasiado peso.  Hay que enfocar en otra cosa y ponerlo de fondo hasta que desaparezca o se atenúe.  Cuando se trata de estímulos que producen sufrimiento, es necesario no fusionarnos con lo de los demás y separar: “esto no es mío, esto que siento es de la otra persona” o “esta es mi reacción a lo que le sucede pero puedo manejarlo porque lo estoy sintiendo yo”.  Esto da la sensación de que no somos una esponja en constante absorción de cualquier emoción o información y que tenemos la capacidad de filtrar y priorizar.  También, hay que aprender a acompañar al otro sin “copiarle” las emociones y recargarlo con lo nuestro (este artículo es útil).   Ser hipersensible no debe implicar enfatizar la condición, estando continuamente pendiente de lo que...
La hipersensibilidad como camino evolutivo

La hipersensibilidad como camino evolutivo

En una entrada anterior, mencioné que las personas introvertidas suelen ser hipersensibles.  También, es una condición poco reconocida y generalmente tomada como un perjuicio (o como un privilegio, lo cual tampoco es tan real).  Como todo, tiene sus ventajas y desventajas.  En principio, veamos algunas características:   Las neuronas espejo actúan constantemente. ¿Qué son?  Situadas en la corteza frontal inferior, cerca del centro del lenguaje, están relacionadas con la empatía y con la habilidad para captar, procesar e interpretar las emociones ajenas.  Desde la infancia, perciben hasta las más pequeñas actitudes de los mayores y los más diversos aspectos de las situaciones y, como no pueden siempre desentrañarlas correctamente, suelen vivir con ansiedad, confusión y una fascinante curiosidad las relaciones y las vivencias, lo cual los lleva a reaccionar excesivamente  y/o a encerrarse por no ser capaces de afrontar tanta información externa e interna. Tienen una gran actividad en la ínsula, la cual está relacionada con el sistema límbico o sea con las emociones. Se dice que es el centro de la conciencia y tienen mucha receptividad a estímulos visuales relacionados con rostros y expresiones emocionales como también a otros vinculados a estímulos físicos (como luces, ruidos u olores fuertes) teniendo un bajo umbral para ellos, al igual que para el dolor.   ¿Cuáles son las dificultades y los dones? El hecho de empatizar con los demás, reconociendo sus emociones y pensamientos, otorga un gran poder, al igual que una gran vulnerabilidad. Es posible que confundan lo de los demás con lo de ellos, sin lograr separarlo.  Es necesario saber cuidarse, poner límites y acompañar sin fusionarse. La intensidad...
Silencio

Silencio

¿En qué terminó la modernidad?  En el consumo indiscriminado para unos y la pobreza discriminada para otros. ¿En que terminó el feminismo?  En una mujer sobreexigida y cansada. ¿En qué terminó el matrimonio?  En una sociedad que trabaja agotadoramente para conseguir cosas (que algunos dicen que los hijos necesitan). ¿En qué terminó el misterio de la vida?  En una huida para matar la incertidumbre y el miedo, buscando una seguridad que no existe. ¿En qué terminó lo sagrado?  En un enorme supermercado que alimenta a un Ego espiritualizado. ¿En qué terminó el silencio y la escucha?  En un corazón amurallado, desconectado y anhelante de recibir guía y amor.     Respira, suelta todo (sí, todo) y quédate en suspenso, en pausa, en sigilo, soportando la angustia de no ser, de no saber, de no poder… hasta que una pequeña luz aparezca al final de la oscuridad, un pequeño murmullo te nombre y te llame…  Nada más…  Eso es Todo.  Eso eres...
La contribución de la introversión

La contribución de la introversión

Según las estadísticas, un 20% de las personas son introvertidas.  En una sociedad que privilegia la extroversión, las características de los introvertidos suelen ser poco reconocidas y su contribución desvalorizada. ¿Cuáles son las particularidades de cada uno?  Al parecer, las diferencias ya vienen desde el cerebro.  Los introvertidos tienen más materia gris en la corteza pre-frontal (relacionada con el pensamiento abstracto y la toma de decisiones) y más actividad en los lóbulos frontales y en el tálamo (lo que los haría más capaces de hacer planes,  resolver problemas, aprender, controlar lo motor y la vigilancia).  Esto significaría que se dedican más a lo abstracto, a los detalles (y a ser abrumados por ellos), a observar y analizar, a vivir en su mundo interno. Los extrovertidos, al tener una corteza pre-frontal menos densa, tienden a estar más en el momento y no indagar demasiado; asocian la sobreexcitación a una forma de recompensa, lo que los lleva a actividades más riesgosas para bajar la angustia.  El lado derecho de la amígdala y la corteza cingulada son más grandes, por lo que la respuesta y el aprendizaje emocional se les facilita.  Se sienten a gusto en lo grupal y suelen tener mejor autoestima.  Según estén emocionalmente estables o no, pueden tener estas peculiaridades:   Se dice que una forma de diferenciar al introvertido del extrovertido es que los primeros se fatigan de la interacción social y se retraen para evitar la ansiedad mientras los segundos se ponen ansiosos al estar solos y se recargan estando con otros.  ¿Cómo se comportan?  Al extrovertido se le abren las puertas porque tiene más contactos, sabe...
Informe astro-energético de Mayo 2016

Informe astro-energético de Mayo 2016

El tema principal para mayo es ¡CONFIANZA! Hemos sobrevivido a las energías de abril y ahora enfrentamos un nuevo juego, un nuevo sueño, nuevas posibilidades, un nuevo sentido del yo y mucho desconocido. Al igual que el poderoso zarandeo de abril, mayo puede brindarnos una oportunidad para cambiar nuestro juego y avanzar hacia ese nuevo sueño que tanto deseamos. Para algunos será un salto de fe y para otros simplemente una disposición a permitir las cosas nuevas en nuestras vidas de alguna forma. Esto require de mucha confianza así como de disciplina en la eliminación de apegos a las viejas formas de pensar, enjuiciar y dudar. La lección más importante en este mes es la confianza y permitir que su vida reciba apoyo en su despliegue en una forma muy nueva, una con la que no están familiarizados pero que recibirán y darán la bienvenida. Es útil mantener una ‘mente de yo no sé’ y confiar en que todo se manifiesta como debiera. También es importante que noten aquellas expectativas que les llevan de vuelta a viejas experiencias del pasado. Por ejemplo, si siempre han tenido una experiencia particular en el pasado respecto a ver a cierta persona o cumplir cierta tarea o estar  bajo la influencia de una astrología en particular, consideren esta vez que la misma experiencia pudiera ser muy diferente bajo un nuevo juego, un nuevo sueño y un nuevo conjunto de influencias. Esta consideración exige que eliminen su expectativa pasiva respecto a que todo será igual. Necesitan soltar sus expectativas y darle espacio al universo para que les presente una experiencia diferente. Así que la...