(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
El mundo al revés

El mundo al revés

Leyendo la Carta de Diseño Humano a una persona, vuelvo a confirmar cuán equivocado está este mundo.  Tanto desde el “sistema” como desde la nueva espiritualidad, se hace hincapié en iniciar cosas, en la necesidad de hacer y moverse hacia lo que “sentimos”, en la fuerza de voluntad como motor de ese cambio. Para comenzar, hay solamente un 9% de Manifestadores, gente que quiere y puede iniciar procesos, sin importarles lo que los demás dicen y sin necesitar a nadie.  Para el resto, se trata de estrategias de espera, no de salir a hacer sin las consideraciones necesarias y previas. Por otro lado, la mitad de la Humanidad tiene el Plexo Solar Sin Definir, así que sus emociones están fuertemente influenciadas por la otra mitad y no saben gestionar realmente lo que sienten (los otros tampoco porque no conocen su Ola). Y, para terminar, tan solo un 30% tiene el Centro del Corazón/Ego Definido, lo que significa que tiene la fuerza de voluntad necesaria y además posee claridad en cuanto a ganarse la vida y tramitar el dinero.  El resto estamos aprendiendo al respecto, con múltiples idas y vueltas. En síntesis, no estamos preparados para lo que se exige y nos demandamos estarlo, por lo que terminamos viviendo en el No-Ser, en lo que recibimos como condicionamiento, yendo en contra de nuestro Diseño original, lo único que nos puede hacer felices.  ¡Así está el...
El miedo a la desaprobación o al conflicto (La imposibilidad de decir NO)

El miedo a la desaprobación o al conflicto (La imposibilidad de decir NO)

Una tendencia se fue haciendo clara con mis pacientes la semana anterior: muchos habían tenido problemas para hacer oír su voz.  Para una fue articular su originalidad en un grupo homogéneo, para otro fue manifestar su deseo de estar solo un par de días en un noviazgo, para otra fue manifestar sus necesidades emocionales ante su familia y así con la mayoría. Ninguno sentía que expresarse “estaba bien”.  Se debían a los otros, estaban pendientes de las reacciones para calibrar cuánta libertad tenían para ser ellos mismos.  Y si había una respuesta negativa, enseguida se sentían culpables; una de ellas llegaba a percibir que los traicionaba, se angustiaba e inmediatamente quería compensar lo malo que había hecho. Esta actitud es muy común, todos la tenemos de una forma u otra, más o menos fuerte, porque es el resabio de una conducta infantil, la de estar atados al cuidado y reconocimiento de los padres para todo.  Un niño no puede tener independencia, ya que está en manos de sus progenitores absolutamente.  Con el tiempo, puede ir aprendiendo a tener su propio criterio y a hacerse responsable de sus acciones pero, si sus padres son manipuladores o dependientes ellos mismos, mantendrán la necesidad de aprobación como una forma de control, de maneras sutiles o contundentes. Esta matriz es llevada luego a las relaciones con los demás y se activa ante cada muestra de desaprobación o conflicto de intereses entre las necesidades de uno y otro.  Así, para algunos el ser ellos mismos, manifestar su individualidad y decir NO a ciertas cosas puede ser realmente un drama cotidiano porque repiten el conflicto...

Un poco de humor inteligente

Amo, amo, amo a Louis C.K. Lo conocí hace mucho y desde entonces me encantan sus reflexiones revulsivas, transgresoras, casi desagradables a veces, pero profundas y certeras. Un pequeño...
Foco y fondo

Foco y fondo

Nuestro cerebro se maneja con este sistema, en el que alguna cosa pasa al primer plano mientras el resto se mantiene esfumado. Reconocer esto es muy valioso para usarlo en distintas circunstancias: – En lo físico, si nos duele algo por ejemplo, podemos restarle importancia poniendo atención en el cuerpo en general o en otras partes, para permitir su curación o debilitarlo. – En lo mental, en vez de obsesionarnos con una idea, la apartamos del centro y ubicamos otras variables en la mira. – En lo emocional, dejamos que una emoción perturbadora esté como una música de fondo mientras habilitamos que otras vayan fluyendo en la superficie. Hay una verdad que sustenta esta estrategia: “aquello a lo que le ponemos atención, crece”.  Si sacamos nuestra energía de lo que no queremos que continúe, estaremos “hambreándolo” para alimentar otra cosa que sea más beneficiosa. ...
Llama Violeta

Llama Violeta

La Llama Violeta de Transmutación es un gran regalo para la Humanidad.  Ayuda mucho para encarar los temas que deseamos liberar, transformar e iniciar.  Esta invocación es muy útil para trabajar con ella.  Imagina que estás envuelto en la Llama y luego imagina que la Tierra también. “YO SOY mi Presencia YO SOY y YO SOY UNO con la Presencia YO SOY de toda la Humanidad. Yo ahora invoco al pleno poder de la Flama Violeta de la Perfección Infinita de Dios para transmutar la causa, núcleo, efecto, registro y memoria  de cada pensamiento, sentimiento, palabra, acción o creencia que la Humanidad o Yo hayamos alguna vez expresado en cualquier marco de tiempo o dimensión, tanto conocidos como desconocidos, que reflejen  cualquier cosa inferior a la perfección infinita del Amor Divino de Dios.”    ...
“El palo de los 28” o cómo asumir responsabilidad

“El palo de los 28” o cómo asumir responsabilidad

En una charla acerca de los valores (y la falta de) entre personas de distintas edades, se hizo evidente que los mayores acusaban a los menores de no tenerlos y de que no les importaba nada las normas en las que ellos habían basado sus vidas.  A su vez, los menores les recriminaban que esa moralidad eran construcciones hipócritas que habían sido destruidas por los mayores mismos, ya que no se veían en políticos ni referentes más que como máscaras sin esencia real. Como siempre, todos tenían razón.  La moralidad y los valores varían de una cultura a otra y de un período  a otro… y en los últimos tiempos han cambiado muchísimo, en un amplio sentido.  Muchas reglas personales y sociales (como en la rígida época victoriana) pretenden mostrar la fortaleza de un constructo y terminan siendo fachadas luminosas detrás de las que se esconden todas las sombras posibles (Dr. Jekyll y Mr. Hyde es un producto típico que pretendía reflejar los efectos de ese comportamiento).  Poner el “mal” afuera y tranquilizarnos en la posesión de una supuesta integridad divina que los demás no tienen no nos salva del desastre, porque todos somos uno.  Antes, era fácil registrar al bueno (Superman) pero ahora todo es lo que siempre fue: un combo (Batman). La nueva religión es el Consumismo y el dinero es el Avatar que traerá la paz y el orden.  Los jóvenes, que han sido bombardeados desde la cuna con publicidad, tienden a creer que esa brillante montaña de productos y experiencias de cualquier clase (desde viajes hasta drogas, desde trabajos varios hasta sexualidades varias) los llevará...
Integrar el Alma

Integrar el Alma

Siempre es tal el placer de que las cosas nos sorprendan, en lugar de tener una expectativa sobre algo. En mi caso, las fases lunares me sorprenden, porque como no sigo la Astrología, las fases de la Luna, el calendario, etc., cuando de repente veo la Luna, las estrellas y otras bellezas del Universo, me quedo encantada, me siento bendecida y mi Corazón se colma de alegría. ¿No es acaso así como todo sucede en lo Nuevo? Nos sorprendemos y encantamos ante los más pequeños milagros. Esto es mirar a través de nuevos ojos; ya que cuando aún permanecen en nosotros los viejos patrones, apegos, expectativas, creencias y otros viejos rasgos, no es posible mirar con ojos nuevos. Luego pasamos a esperar que las cosas sean como siempre lo han sido. Es tan divertido no tener predictibilidad en la vida; quizás no tener expectativas no sea algo divertido para algunos. ¿Y a ti qué te gusta: La predictibilidad o ser sorprendido? Esto te dirá mucho sobre ti mismo. Estamos en una fase energética en la cual podemos ver nuestras más profundas creencias, así como transformarnos a partir de cualquier limitación. Queda a nuestro criterio discernir qué nos sirve y qué no. Cuando soltamos la predictibilidad, nos abrimos a nuevas formas de ver las cosas y aprendemos cosas nuevas que antes desconocíamos. Si elegimos ver con nuevos ojos y estar abiertos a lo Nuevo, veremos lo mucho que se está revelando ahora. Para los que están listos, hay una fusión de chakras. No están separados unos de otros. En lo personal, me dijeron que mi Plexo Solar (Voluntad y Poder),...
La libertad que nos asusta (las culpas que echamos)

La libertad que nos asusta (las culpas que echamos)

En el Boletín anterior, comenté acerca del “apocalipsis” (en el sentido de “revelación de conocimientos ocultos” en lugar del de “destrucción” que normalmente se le da) que muchos creen ver en estos tiempos. Estamos en un mundo con la mayor información circulando jamás antes y, sin embargo, ello no implica necesariamente mayor práctica  ni sabiduría aumentada.  A veces, el conocimiento es peligroso porque nos abre a posibilidades que nos dan miedo afrontar. En 1983, en el primer gobierno democrático después de años de dictadura en Argentina, yo estaba haciendo terapia y sentía un temor y una angustia difusos que no lograba identificar.  Analizando con la psicóloga, se reveló que esa libertad incipiente me trastornaba: ahora podía hacer cualquier cosa sin sentirme perseguida, todo se abría ante mí y ¿qué hacer?  Ya sin autoridades externas que me marcaran el territorio, la responsabilidad era enteramente mía.  Tiempo después, leí un par de artículos que reflexionaban sobre este tema.  La libertad nos estresa; es más fácil seguir los lineamientos de papá y mamá, aunque nos rebelemos, que descubrir el camino propio. Cuando la libertad de otros nos resulta amenazadora o revulsiva, queremos coartarla.  Tenemos muchas excusas para eso pero la verdad es que no sabemos lidiar con lo diferente, con aquello que desafía el campo seguro que hemos delimitado como “mi, mí, mío”.  Lo interesante es que, en el amplio marco en el que existimos, estamos todos conectados y condicionados. Confinados por los sentidos y el cuerpo físico, creemos que nuestra frontera es la piel, que más allá de ella se extiende lo “otro”, que nuestros pensamientos, emociones y actitudes se circunscriben...