(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
Días difíciles

Días difíciles

Desde hace unos días… y siguiendo, la energía está densa.  Estoy cansada, obnubilada, duermo mucho o nada; de a ratos, he sentido una enorme agitación en el área del corazón.  Ahora, estamos en una cuadratura Júpiter/Plutón.  Júpiter nos pide expansión, nuevos caminos, dar el Salto de Fe que comenté el lunes.  Pero Plutón nos llena de miedos: a ser, a evolucionar, a mostrarnos. Sigue vigente más que nunca la pregunta: ¿qué vas a elegir?  ¿Los temores de siempre o tu potencial luminoso?, ¿seguirás energizando la vieja rejilla 3D de la Tierra o contribuirás al cambio, al establecimiento de la 5D?  Está en tus manos.     Cuando la oscuridad parece cubrirnos, podemos elegir potenciar nuestro diseño, reciclar lo conocido o crear algo nuevo, aprender a confiar, conectarnos a nuestra divinidad (que es Luz).  Aquí estamos, caminando el sendero del...
Honra tu Salto de Fe: es momento

Honra tu Salto de Fe: es momento

La palabra “momentum” es una deformación de “movimentum” y fue usada por Newton para describir un cuerpo en movimiento.  Sin entrar en las complicaciones de la física, un ejemplo de sus múltiples posibilidades es la cantidad de energía que se precisa juntar para hacer que algo suceda, como cuando un atleta corre rápidamente a fin de poder saltar una valla.   ¿Cómo usamos esto para ayudarnos?  Cuando deseamos lograr algo, un par de pensamientos al azar no conseguirá crear momentum.  Necesitamos estar enfocados en ellos continuamente, expandiendo sus alternativas, siendo positivos, haciéndolos danzar libremente con el fuego de las emociones.  Una vez que estén vivos interiormente, es tiempo de expresarlos (en nuestra garganta y en nuestras manos, escribiéndolos), de darles voz, de hacerlos resonar en todos los rincones, de atraer las vibraciones que los harán manifestarse.  Y, cuando se concreten, la constancia en hacerlos una y otra vez, superando los errores necesarios en todo aprendizaje, harán materializar esos sueños que surgieron como una pequeña luz en la oscuridad.   Somos un diamante de mil facetas.  Cada vez que activamos una, sea una actitud o una situación, tenemos acceso a un aspecto del Multiverso, de la cantidad de universos posibles.  Atraemos todo lo relacionado con él, conocemos sus luces y sus sombras y aprendemos a ser responsables, creadores responsables.     La mayoría de nosotros hemos estado activando muchas facetas a lo largo de miles de años o, más precisamente, de Ahoras infinitos.  Este momento requiere que el momentum que has acumulado sea honrado con un Salto de Fe hacia la Luz.  Para eso, es necesario que seas consciente de...
Las hojas no se caen, se sueltan

Las hojas no se caen, se sueltan

Siempre me ha parecido espectacular la caída de una hoja. Ahora, sin embargo, me doy cuenta que ninguna hoja “se cae” sino que llegado el escenario del otoño inicia la danza maravillosa del soltarse. Cada hoja que se suelta es una invitación a nuestra predisposición al desprendimiento. Las hojas no caen, se desprenden en un gesto supremo de generosidad y profundo de sabiduría: la hoja que no se aferra a la rama y se lanza al vacío del aire sabe del latido profundo de una vida que está siempre en movimiento y en actitud de renovación. La hoja que se suelta comprende y acepta que el espacio vacío dejado por ella es la matriz generosa que albergará el brote de una nueva hoja. La coreografía de las hojas soltándose y abandonándose a la sinfonía del viento traza un indecible canto de libertad y supone una interpelación constante y contundente para todos y cada uno de los árboles humanos que somos nosotros. Cada hoja al aire me está susurrando al oído del alma ¡suéltate!, ¡entrégate!, ¡abandónate! y ¡confía! Cada hoja que se desata queda unida invisible y sutilmente a la brisa de su propia entrega y libertad. Con este gesto la hoja realiza su más impresionante movimiento de creatividad ya que con él está gestando el irrumpir de una próxima primavera. Reconozco y confieso públicamente, ante este público de hojas moviéndose al compás del aire de la mañana, que soy un árbol al que le cuesta soltar muchas de sus hojas. Tengo miedo ante la incertidumbre del nuevo brote. Me siento tan cómodo y seguro con estas hojas predecibles, con...
Consejos para el Portal de Energía del Equinoccio

Consejos para el Portal de Energía del Equinoccio

Este equinoccio es un umbral clave de energía que ofrece una puerta de entrada a un nuevo futuro con mayor equilibrio y nuevos comienzos. Aquí hay algunas sugerencias de como podemos prepararnos para obtener los mayores beneficios. Les recuerdo que el Equinoccio ocurre cada marzo y septiembre, señalando un cambio en las estaciones y un nuevo comienzo. Es mucho más que una fecha en el calendario, especialmente ahora. Estemos seguros de que estos tiempos son únicos. Durante las primeras semanas de 2017 se han presentado, uno tras otro, una serie de acontecimientos sorprendentes y un sentido subyacente de urgencia sobre hacia dónde va nuestro mundo. Estos son momentos sin precedentes en donde hay mucho en juego. Cada uno de nosotros tiene un papel que desempeñar en la creación del mundo que queremos, y simultáneamente, vivir nuestras mejores vidas – guiadas por el Espíritu. Con la polaridad y la división cada vez más presentes en muchos países, la necesidad de equilibrio es crucial. Con mucha gente sintiéndose desalentada o simplemente bloqueada para avanzar, el impulso energético de este Portal puede proporcionar aberturas significativas. Continúa leyendo para saber cómo esto se aplica a ti.     3 consejos para beneficiarse de este Equinoccio En PRIMER lugar, desacelera lo suficiente esta semana y durante todo el fin de semana para estar quieto y hacer algo de reflexión interior. Te mereces este tiempo y esta quietud. Necesitas estar tranquilo, alejado de tareas y dispositivos para escuchar profundamente tu corazón y tu sabiduría interior. Algunos de tus mayores avances suceden cuando no te enfocas en el resultado que deseas, sino simplemente estando abierto a...
Equinoccio

Equinoccio

Luego de la acuosidad pisciana, de explorar el potencial, de soltar el pasado, estamos listos para comenzar a concretar nuestros sueños más preciados.  Como un pionero ariano, no estamos del todo preparados pero podemos iniciar la acción, sabiendo que falta mucho todavía.  Hay entusiasmo en el corazón, se respira un nuevo aire, aunque los planetas no acompañan para que arremetamos ciegamente como el carnero.  Planeemos, experimentemos, abrámonos a distintas posibilidades, pongámonos en marcha, con responsabilidad, perseverancia y expansión. Este año, estamos probando nuestro traje de Humanos Divinos y se siente maravilloso y también extraño y complejo.  Paso a paso, a medida que la Energía nos siga movilizando y cambiando, iremos encontrando nuestro diseño original y comprendiendo que ya somos lo que estamos buscando.  Como ariana, te deseo que tu inicio sea venturoso, lleno del fuego del Espíritu, liderando tu propia independencia y camino, decidido, inocente, honesto, con la autoestima brillando...
¿Cuál es tu Lista de cosas importantes?

¿Cuál es tu Lista de cosas importantes?

Un par de años antes de partir, mientras íbamos paseando por una calle arbolada, mi padre me dijo visiblemente emocionado: “¡Qué linda es la vida!  Mira los colores de las flores, ese cielo tan limpio, estos árboles tan frondosos, de tantos años. Uno no ve esto cuando es joven; está demasiado ocupado trabajando, comprando cosas, que se pierde la vida, lo que pasa, hasta el crecimiento de los hijos.  Es triste.”  Lo abracé y le contesté que por lo menos podía hacerlo ahora y que estaba contenta de acompañarlo.  Se sonrió y siguió admirando lo que iba viendo.   Me encantó que pudiera darse cuenta de esto, así como de otras cosas que iluminaron su final.  En ese afán de hacer, de construir, de adquirir, de adquirir experiencias, muchas veces dejamos de lado lo que nos hace humanos: nuestra capacidad de sentir, de tomar conciencia, de evolucionar.   Esto se ha incrementado en los últimos tiempos, con la enorme oferta de bienes, productos, salidas y cualquier parafernalia que sea posible.  A menudo, trabajamos sin descanso para descansar un poco (en las vacaciones), lo que tampoco se consigue porque seguimos corriendo de un lado a otro.  Todo nos parece interesante e importante para tener o hacer y la constante publicidad lo incentiva.  Para ser alguien de esta época, hay que estar ocupado todo el día, de la mañana a la noche.   Las vivencias tienen que ser poderosas, inolvidables, fotografiables (con selfies con muchos “me gusta”), las mejores que el dinero pueda comprar.  Así nos vamos anestesiando, como cuando se comen picantes cada vez más fuertes y se va perdiendo...
Dudas

Dudas

Me llaman la atención las personas adultas que adoptan filosofías, ideas o cultos  intransigentes porque les prometen la salvación y, lo más importante, seguridad.  No importa el tema, siempre tienen una respuesta rígida y certera, que termina con cualquier cuestionamiento.  Todos buscan el fin de la incertidumbre y del miedo y, con ello, del misterio. Como yo estoy llena de dudas (son el aire que respiro), pareciera que estoy en las antípodas y que sufriría el martirio del temor y la inestabilidad pero no es así.  Me gusta eso: le da pasto a mi mente siempre hambrienta.  Pero también sé que las respuestas no están ahí.  Vivo en la confianza....
El “Qué dirán” y el potencial perdido

El “Qué dirán” y el potencial perdido

Hace muchísimos años (en otra vida, jaja!), trabajaba en una agencia de publicidad. Tiempo después de que me fui, me encontré con un compañero que era una persona muy extraña y profunda (un día me dijo: “yo estudio la Máquina (Dios) y todo lo demás me viene por añadidura”).  Hizo un par de comentarios muy perspicaces acerca de mis actitudes, que me sorprendieron enormemente porque yo pensaba que las había encubierto bastante bien.  Y, para completarla, me contó algunas cosas que los demás opinaban de mí (muy buenas), lo cual ya terminó de desconcertarme.   Esto me hizo reaccionar y pensar sobre qué poco control tenemos sobre lo que piensan los demás…. sobre todo teniendo en cuenta el enorme tiempo y dedicación que le destinamos a esas opiniones…  Vivimos pendientes del “qué dirán”, ocultando, simulando, aparentando, en la ilusión de que estamos dando una gran versión de nosotros mismos y de que los demás se la tragarán.  Resulta que no, que es solo eso, una ilusión.   Y resulta que, si se la creen, tampoco la pasamos mejor porque eso significa que vivimos en la mentira, que nadie nos conoce como somos verdaderamente, que estamos haciendo grandes esfuerzos para cubrir las falsedades que diseminamos, que no podemos confiar en ninguna persona, ni siquiera en nosotros mismos.   Aunque algunos lugares, como pequeñas ciudades (“pueblo chico, infierno grande”) o ámbitos muy conservadores parecen ser donde más se concentran estas conductas, la realidad es que en cualquier espacio se extiende el fingimiento de un cierto modelo que uno debe cumplir.  Adicionalmente, las inseguridades y traumas personales le agregan combustible y entonces...