(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
La desaparición de “La Brigada de Luz y Amor” y la crudeza de la remodelación

La desaparición de “La Brigada de Luz y Amor” y la crudeza de la remodelación

  Durante las últimas semanas, algunas personas se paraban a saludarme en la calle y me decían con expresión de agobio: “Las cosas están muy intensas ahora…”. Entiendo bien a cualquiera que esté sintiendo así en este momento. Sigue habiendo una corriente que nos lleva a sumergirnos en nuestras cuestiones más profundas y oscuras, antes de saltar hacia una versión más expandida de la realidad. Porque la realidad conocida en la que crecimos está cambiando rápidamente, y nuestro viaje interior también debe efectuar cambios para poder reflejarla. Lo que ocurre afuera afecta a todo lo que ocurre en nuestro interior. Por consiguiente, muchos Trabajadores de Luz, personas sensitivas, conscientes o despiertas, están hablando estos días de pequeñas noches oscuras del alma. Si algo puede ayudarnos a cambiar nuestros patrones de comportamiento es la disciplina y la práctica diaria. Cuando nos encontramos bajos de energía podemos incurrir en crisis que nos hacen sentir incómodos; entonces aparecen pensamientos de juicio hacia nosotros mismos, sentimos vergüenza y toda clase de sensaciones que nos hacen pensar: “Las cosas van mal, estoy mal, ¿por qué me siento así y qué me está pasando?”. Según mi experiencia, es algo que forma parte del camino de nuestro avance espiritual. Si somos sensitivos, no podremos evitar sentirlo. A medida que el planeta cambia y nos exige que cambiemos con él (tanto a nivel interno como externo), no podemos evitar entrar en contacto con esas emociones básicas. La rabia ha sido un tema importante últimamente. Como mencioné en mi última Actualización, ha habido una confrontación entre la energía de conflicto y la energía de paz.  Cuando pienso en...
¿Te mueves por miedo o por afirmación de la Vida?

¿Te mueves por miedo o por afirmación de la Vida?

  Estaba mirando un exquisito documental de Moving Art llamado “Bajo el agua”, sobre ese mundo aun desconocido, cuando me maravilló un cardumen moviéndose bella y sincronizadamente.  Coincidentemente, al otro día, vi por la ventana una bandada volando en distintas formaciones con una enorme gracia.  En ambos casos, pensé: “nosotros también debemos hacer eso”.   Hay tres razones para ese comportamiento: perfecciona la depredación  mientras también se defienden contra los predadores y mejora la manera de encontrar compañeros.  La humanidad constantemente tiene esas conductas: emigramos en masa de lugares peligrosos, vamos hacia países prósperos, atacamos en grupo a víctimas solitarias, chismoseamos y denigramos a los que no nos gustan, buscamos relaciones en discotecas y playas, etc.  Si pusiéramos en velocidad rápida nuestros movimientos a través del tiempo, seguramente pareceríamos manadas humanas.   Un tema es básico en esta táctica: el miedo.  Las posibilidades aumentan en grupo pero el asunto es que los impulsa el temor de ser cazados o de no cazar o de quedarse solos.  Como a nosotros…  Es parecido a otro estímulo: el del cambio.  Nos asusta salirnos de lo conocido y nos negamos o lo rechazamos hasta que se torna inevitable.  Entonces, es complicado porque hemos acumulado dolor, resistencia, errores, angustia y eso aumenta el esfuerzo del inicio.   Por miles de años, nos hemos movilizado por miedo, reaccionando a él.  Hemos evolucionado a través del sufrimiento, esperando a caer al fondo del pozo para despertar, transformarnos y salir.  Hemos percibido los indicios de peligro y buscado aliados para luchar juntos, aun cuando esas señales hayan sido manipuladas por otros para su propio provecho.  Vamos por...
Escribe una Autobiografía Positiva

Escribe una Autobiografía Positiva

  Cuenta, animadamente, los hechos más hermosos, notables, motivantes, tiernos, divertidos, emotivos que marcaron tu vida.  No escribas ninguna experiencia negativa o “buena, pero”, porque de esa manera la estás diluyendo.   Rescata de los momentos difíciles el valioso aprendizaje que ellos significaron para ti.  Si nunca lo pensaste así, comienza a hacerlo.  Este paso es el más significativo porque te puede ayudar a recontextualizar tu vida; a apreciarla como un proceso que te lleva a descubrir tus mejores cualidades, tu potencial, tu esencia; a comprender el sentido de tus “errores”; a aceptarte, perdonar y perdonarte, marcando un límite a partir del cual elegirás existir con propósito, con conciencia, con gratitud.   Puedes empezar desde antes de tu nacimiento (cuando tus padres se conocieron) y relatar hasta el día de hoy.  Si hay cosas que no conoces, averígualas o… ¡invéntalas!   La memoria es completamente subjetiva: si te contaste una historia llena de desgracias y problemas es porque no estás valorando todo lo bueno, enriquecedor, solidario, valiente, bello que también has vivido… y que puedes vivir.     Una parte fundamental: ¿cómo deseas que continúe?  Escribe tu futuro en presente, como si fuera hoy, como si YA lo estuvieras viviendo: cómo es tu día, con qué personas te relacionas, qué trabajo tienes, cómo te sientes, qué actitudes tienes, cómo usas los recursos que posees, qué potencial desarrollas.   Hazlo tan corto o largo, simple o complicado como quieras, pero involúcrate de cuerpo y alma con tu relato.  Cuanta más pasión pongas y más claramente lo veas, más rápidamente será real.  No escribas cómo llegar allí, ni algo cerrado y...
¿Y si cambias tu cuento triste por uno que te sirva?

¿Y si cambias tu cuento triste por uno que te sirva?

  En nuestra cultura y sobre todo en cualquier programa de desarrollo personal, reina la mente.  “Todo es mente”, “decide desde tu mente” y muchas otras frases son usuales y creídas como una verdad incontrastable.  Pero, ¿a qué mente nos referimos?, ¿cuál es la que domina nuestro accionar?  La del Ego, indudablemente.   Es más, nuestro Ego ES nuestra mente.  Atada a la frecuencia del tiempo lineal (pasado, presente y futuro) y a la dualidad (bueno, malo); corroída por miedos, inseguridades, dudas, comparaciones; condicionada por la familia, la sociedad, la religión, la publicidad; entronizada en una cultura materialista y desacralizada, esa pequeña mente influenciable es la que nos dirige.  ¿Qué otro resultado podríamos tener que el que estamos presenciando en el mundo?   La mente vive de historias.  Como dijo Shakespeare: “la vida es un cuento narrado por un idiota, lleno de sonido y furia que nada significa”.  No puede ser más descriptivo de la mente egoica.  Todos tenemos un cuento en nuestras cabezas y generalmente es desgraciado (sin la luz de la Gracia) y repetitivo (porque vivimos automatizados).  Nunca tomamos conciencia de que esa fábula no es real sino que está narrada desde el punto de vista de una víctima: nuestro Niño Interior.   Empezó cuando éramos pequeños, cuando no entendíamos ni podíamos poner las cosas en contexto ni comprender el accionar de los adultos.  Siguió con las rebeldías, sumisiones u omnipotencias de la juventud y terminó con los  conformismos del adulto a los modelos imperantes.  Se llenó de malentendidos; asociaciones equivocadas; situaciones, personas y emociones a las que no podíamos enfrentar; sufrimientos enterrados; ilusiones vagas y pensamientos...
Consejos para prosperar en abril

Consejos para prosperar en abril

Este momento y antes de la Luna Llena del 10 de abril es un momento perfecto para poner en marcha nuevas ideas, planes y proyectos. La clave del éxito es el enfoque, la presencia y actuar en lo que ustedes saben en tiempo divino. Hay una energía intrínseca de cambio en el aire. Proyectos y tal vez algunas de sus relaciones puedan beneficiarse. Inviten a sus relaciones clave que conozcan  sus nuevas estrategias y ocupaciones creativas. Actualizar su visión de lo que es posible puede crear grandes cambios – incluso milagros. Nuestro mundo permanece caótico e incierto, la constante danza de los acontecimientos que se desarrollan nos resultan hasta incluso sorprendente a veces. Como he escrito recientemente  en mis “Predicciones 2017”, por lo que estamos moviéndonos ahora trae a la superficie acontecimientos y desafíos sin precedentes. No se desanimen. Existen muchas buenas y abundantes oportunidades para movernos a través del caos para descubrir nuestro  mejor Yo y prosperar! Los siguientes son algunos consejos para encontrar su centro para poder prosperar. Inviten a su sabiduría interior para que les hable mientras continúan leyendo.   PRIMERO, estén atentos a ciclos de energía desafiantes como la gran cruz que ocurrirá durante el transcurso de la Luna Llena. Si ustedes son sensibles pueden comenzar a percibirlos días antes. La clave para moverse a través de esto es permanecer en su corazón, eviten la reacción y elijan la carretera. No siempre es fácil, pero hagan lo mejor que puedan. Si algo los dispara profundamente y se sienten estancados, exploren los patrones de los registros akáshicos en su ADN. SEGUNDO, utilicen el Retrógrado de Mercurio del 9 de abril al...
El Despertar es como el Enamoramiento… (con un poco de culpa)

El Despertar es como el Enamoramiento… (con un poco de culpa)

Un paciente que está pasando por un período tumultuoso de tomas de conciencia, transformaciones, incertidumbres, angustias y demás yerbas, agotado, me dice: “estoy pensando que estaba mejor antes, cuando no me daba cuenta de nada”.  “¿Ignorancia es bendición?”, le contesto.  “¡Sí!, parece que así es”, me responde sonriendo.   Esta etapa es muy común cuando despertamos.  Al principio, ante el descubrimiento, todo es maravilloso, no paramos de apasionarnos ante tantas sorpresas, estamos repletos de innovaciones y cambios que fluyen sin pausa.  Queremos compartir la buena nueva, evangelizar a los conocidos; ser terapeutas; crear institutos que salvarán a la humanidad.  Es como cuando nos enamoramos: el corazón está lleno de alegría, ansiando más experiencias, todo luce hermoso, la relación funciona, no vemos nada malo.  A medida que pasa el tiempo, comienzan a aparecer pequeñas sombras en el Luminoso Reino de la Armonía y la Felicidad.  Las cosas no eran tan perfectas, no nos sentimos tan optimistas, el futuro se presenta un poco más oscuro.   Las idealizaciones, las ilusiones y las proyecciones explotan como pompas de jabón y la realidad muestra su verdad.  ¿Esto significa que estuvimos equivocados, que no estamos preparados o no tenemos capacidad?  No, simplemente ese período (necesario) de impulso, entusiasmo, novedad, utopía, tiene que terminar para dar paso a la exploración, la profundización, el aprendizaje (a través de “prueba y error”), la consolidación.  Las resistencias y rechazos del Ego no se hacen esperar, la impaciencia y las dudas minan la naciente confianza, el emprendimiento parece ser demasiado grande para nuestras fuerzas y posibilidades.     Para colmo, una actitud infaltable nos cae como una piedra: todo...
Enraizado (un ejercicio para soltar tensiones y confiar)

Enraizado (un ejercicio para soltar tensiones y confiar)

Están sucediendo movimientos (que, a veces, son paradas o retrógrados) que nos afectan y sensibilizan. Estos días, como buena ariana, ando volátil así que, para mí y para otros que puedan estar así, comparto un sencillo ejercicio para soltar tensiones y enraizarnos. Esto significa poner paz en la mente y comprender que, al igual que los árboles, el verdadero arraigamiento, seguridad y confianza comienza en los pies, sigue por el tronco y finaliza en la cabeza (no al revés). Espero que lo practiquen porque seguramente les servirá. Aquí va. • Sentado o parado, como prefieras: • Junta o entrelaza las manos, estira los brazos lo más adelante que puedas y baja la cabeza; elonga la espalda placenteramente. • Estira hacia arriba, abriendo las axilas. No te olvides de respirar. • Inclina un poco el torso hacia la izquierda y la derecha, como si quisieras desprender la cintura. No te fuerces ni exijas tu cuerpo: hazlo suave y agradablemente. • Junta las manos atrás y estira los brazos, abriendo el pecho. • Estira las piernas, primero con los pies apuntando al frente (con lo que elongas la parte anterior) y luego con los pies para arriba (con lo que estiras la parte posterior). • Golpea el piso con los pies unas cuantas veces, liberando el resto de las tensiones y conectándote con tu cuerpo y tu energía. • Bosteza ampliamente (si puedes, exhala con “ruido”, ¡descárgate!), o haz gestos con la cara, abriendo grande la boca. • Continúa parado (con la columna derecha y los pies bien asentados en el piso) o siéntate cómodamente: los pies separados, apoyados en el suelo,...