(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
Responsabilidad o la dificultad de madurar (Saturno mediante)

Responsabilidad o la dificultad de madurar (Saturno mediante)

La semana pasada, en una sucesión de eventos tanto personales como profesionales, tanto privados como sociales, terminé de corroborar algo que vengo pensando hace tiempo: como Humanidad, todavía no pudimos pasar la adolescencia.   Cuando recibo consultantes jóvenes que se fuerzan a tener conductas “adultas”, a fijar posiciones, a definirse para siempre, les digo que no pierdan el tiempo en esas cosas porque, en el fondo, no serán permanentes o estarán muy condicionadas por el entorno.  Es tiempo de probar, de ensayar, de hacer distintas cosas, de equivocarse (preferiblemente sin grandes consecuencias), porque alrededor de los 28 años vendrá el gran patadón de Saturno y todo será revisado y vuelto a elegir.   Las palabras relacionadas con Saturno son: sabiduría, paciencia, reflexión, ambición, rigor, sentido de responsabilidades, capacidad de análisis, concentración, solidez, madurez, perseverancia, resistencia, tenacidad, método, integridad, seguridad.  Nos “visita” entre los 28 y los 30 años (y luego alrededor de los 56) y casi siempre representa un corte, a través de algún suceso impactante o una serie de situaciones, que nos llevan a madurar.   Es una fuerte puesta de límites, que implica tomar conciencia de la Ley de Causa y Efecto: todo tiene consecuencias.  Hasta ese momento, en la típica arrogancia y omnipotencia de la adolescencia, creemos que podemos hacer cualquier cosa y que no vamos a recibir los resultados.  Con Saturno, aprendemos responsabilidad… o deberíamos…   En mi caso, fue tan brutal que cambió mi vida para siempre.  Venía desbocada y me frenó en seco; trabajé internamente años para salir de esa parada obligada y comprender lo que es la verdadera responsabilidad, esa que uno...
¿Por qué los demás son felices y yo no?

¿Por qué los demás son felices y yo no?

  Generalmente, quien dice esto idealiza la vida de los demás y desmerece la suya.  En esta época de redes sociales, en las que se miente tanto y se apela a la imagen y el positivismo superficial, muchos creen que lo que ven es cierto y se comparan, llenándose de amargura, frustración, envidia y resentimiento.   Ninguna vida es totalmente feliz ni perfecta.  NINGUNA.  Estamos encarnados, lo cual implica que lidiamos con toda clase de limitaciones y carencias.  En lugar de mirar hacia afuera, idealizando, podemos mirar hacia adentro, aceptando ese diseño único y original que somos, apreciando las cualidades y sosteniendo los aprendizajes.  Somos podemos ser verdaderamente felices y estar en paz siendo quienes...
Ser, por fin, uno mismo

Ser, por fin, uno mismo

  ¡Increíble!  Ya van tres veces: estoy con una persona, sentadas una al lado de la otra, analizando su Carta de Diseño Humano, y, de pronto, tira la silla para atrás y se aleja un poco, como diciendo: “¡Esto es demasiado!  ¡No puede ser que sepas más de mí que yo mismo!”.   Cuando sucedió la primera vez, me llamó la atención y no le di importancia.  Pero ya pasó tres veces (y otros insinuaron pero se quedaron).  Es maravilloso cómo reaccionamos cuando, finalmente, nos encontramos con nosotros mismos; nos comprendemos; entendemos que hemos seguido estrategias (inconscientemente) que eran las adecuadas para nosotros y otras que no lo son (y entendemos las consecuencias).  Hay una sensación de sorpresa primero y de alivio y reconocimiento después.  ¡Que bendición es mi trabajo!  ¡Gracias a...
La importancia de la ira sanadora

La importancia de la ira sanadora

  De todas nuestras emociones, la ira es la más controvertida.  Socialmente depreciada, la negamos, la condenamos, nos culpamos por sentirla.  ¿La solución  es luchar con ella?  No.  Ya sabemos que luchar contra algo hace que eso crezca más.  Comencemos por conocerla.   ¿Para qué sirve la ira?  Podemos considerar dos vertientes.  Una es la de protección.  Si nos sentimos atacados, lastimados, ignorados, rechazados, engañados, la ira nos ayuda a poner límites, a cuidarnos, a considerarnos.  La otra es la de lidiar con la frustración.  Si no logramos algo, si las cosas no son como deseamos, si vemos una injusticia, la ira nos habilita a encontrar una solución.   Al considerarla una “mala” emoción, nos perdemos estas posibilidades.  Al definirla como “incontrolable”, nos dejamos llevar por ella y caemos en la violencia y la descalificación, tanto nuestra como de los demás.  Por definición, toda emoción es pasajera y nos mueve a hacer algo.  Es algo así como una mensajera que nos advierte sobre una situación y, al ser corporal, nos incita a resolverlo a través de una acción eficiente.   Lamentablemente, al vivir de manera inconsciente, no mediamos entre la información y la reacción, por lo que saltamos impulsivamente y después lamentamos las heridas ocasionadas, los problemas físicos que involucra y las consecuencias indeseadas.  Otros, en cambio, no se permiten sentirla.  Hace tiempo, una paciente me contó una escalofriante historia, en la que su madre había abusado de ella (y lo seguía haciendo) de muchas formas. Con ese antecedente, no era raro imaginar porqué tanto sus esposos como sus jefes como sus amigas habían sido victimarios feroces.  Cuando le pregunté si estaba enojada con su madre o con ellos, virtuosa, me...
¡Es el Cuerpo, estúpido! (parafraseando a Clinton)

¡Es el Cuerpo, estúpido! (parafraseando a Clinton)

  Me pasó con dos consultantes hoy (ambas con los Centros mentales Sin Definir): han puesto toda su energía en lo mental, en leer y aprender de todo, en ser intelectuales, en probar que son inteligentes… mientras su cuerpo (su verdadero tesoro) permanecía muerto, inexplorado, desautorizado.   Así funciona el Ego: quiere lo que no tiene y rebaja lo que es. Aun teniendo Centros Mentales definidos, la mente nunca será lo más importante. Y aquí está el drama de estos tiempos: privilegiamos lo mental en una realidad material. ¡Qué locura!     Si yo me siento y pienso fuertemente: “Quiero ir a Córdoba”, ¿sucederá? No, tengo que mover el culo de la silla e ir a comprar un pasaje. ¿Quién lo hace? EL CUERPO. Sin dudas, la mente debe ser clara, enfocada, madura, amplia, holística, tener un contexto que ayude al desarrollo. Pero no estamos en una realidad mental (las cosas no se dan porque pensemos en ellas); debemos poner el cuerpo y AHÍ es donde reside el aprendizaje.   Por eso, especular durante años en una terapia no conduce a nada. Es masturbación mental. Cuando nos atrevemos a intentarlo es que verdaderamente podemos saber qué nos impide algo, cuáles son las consecuencias, qué sentimos, qué nos modifica, etc. Es un todo integrado: cuerpo y mente conducidos por el Alma. Ella traerá lo que pensemos encauzadamente y estemos dispuestos a concretar con el...
Los 5 de Octubre

Los 5 de Octubre

Este es un mes para:   Observar cuando caes en juegos de poder y recordarte que quieres relaciones balanceadas. ¿Qué prefieres: tener la razón y la última palabra o ser feliz? Date cuenta de que fue un año de “quién tiene la razón”, “quién puede más” y cómo el orgullo crea separación.  No me refiero a que, si una persona te ha hecho daño, continúes allí. Pero sí que notes las relaciones desbalanceadas en tu vida y como/porqué permites ciertas cosas o porqué actúas así imponiéndote en otros.  Muchos ya están conscientes de sus patrones y continuar actuando igual con Plutón recién directo termina de crear separación definitiva en una relación.   Dedicarnos a nutrir las relaciones más importantes en tu vida o de verdad darle tiempo y atención al trabajo interno que deba hacerse para mejorar las relaciones o para abrirnos a algo nuevo. ¿Sabes que hay personas que tratan bien a quienes no les tratan tan bien o que tratan mal a quienes les aman más?  También pasa que, por la confianza, uno cree que puede hacer lo que sea y que quienes te aman seguirán amándote. Pero las alineaciones de octubre te dan un STOP si piensas así. La paciencia se acaba e intuitivamente nos estamos moviendo a relaciones que genuinamente nos hagan sentir bien.  Cuida las relaciones importantes en tu vida, más que a aquellas que te tienen en un gancho y que te llevan a sentir que no eres suficiente o que tienes que luchar para que tus deseos sean tomados en cuenta.     Dejar de ser tu peor enemigo, manteniendo pensamientos que te hacen mal...
Los aprendizajes entre padres e hijos: el amor encarnado

Los aprendizajes entre padres e hijos: el amor encarnado

  Mirando posteos en Facebook, muchas veces encuentro frases, refiriéndose a los hijos, tipo: “Tú le das sentido a mi vida”, “No existiría sin ti”, “Eres mi único amor”, “Vuelve pronto porque no puedo vivir sin ti”, y otras de ese estilo.  Suenan sumamente amorosas (y no dudo de que lo sean) pero me hacen pensar en la carga que ellas significan para los hijos.   Cuando era chica (creo que tendría unos diez años), estábamos en mi casa en una reunión con amigos de mis padres. En un momento, se pusieron a hablar sobre sus hijos y mi madre (que no era demostrativa afectivamente) se quiebra y dice algo como: “Mis hijos son todo para mí, sin ellos no soy nada” y se le caen las lágrimas.  Supongo que una persona “normal” (yo claramente no lo soy) sentiría eso como lo máximo del amor; sin embargo, lo sentí como una piedra en el pecho, como un peso que ella me tiraba, como una responsabilidad que no era mía.  Recuerdo que pensé: “¡yo no quiero eso, es demasiado!”.   Con el tiempo y bastante terapia, fui desmarcándome de esa exigencia; comprendiendo que mi vida no debía estar supeditada a sus inseguridades y sus peleas con mi padre; entendiendo que ella debía encontrar su propio sentido y que yo no debía llenarlo.  Luego de la muerte de mi hermano, ella se desplomó, haciendo realidad su decir.   No obstante, en un giro del destino, comenzó a ir a una fonoaudióloga por sus problemas de garganta, que le daba ejercicios en un cuaderno y (“extrañamente”) le ponía frases de Louise Hay...
Qué ves cuando me ves…

Qué ves cuando me ves…

  Después de salir de un curso, fui a una pizzería.  Estaba repasando algo que había filmado en el celular cuando, al levantar la cabeza, cruzo mi mirada con una mujer que se estaba yendo.  Me hace una seña para ver a otra mesa: era una linda  señora muy mayor, con un bello sombrero de fieltro sobre el pelo teñido de lila claro, con un peludo pullover lila furioso y un tapado de piel sintética tipo visón.  Comía lentamente mientras miraba hacia afuera con agrado.  “¡Fantástica!”, le digo a la mujer, admirada, y ella me contesta: “está solita”. Las múltiples miradas…  Todos tenemos la ilusión de que existe un solo mundo pero es tan vasto, variado y diferente como personas hay en él y nos da a cada uno lo que queremos/podemos ver.  Ampliar esa mirada individual para poder incluir la de otros es muy...
El peligro de castigarnos y exigirnos

El peligro de castigarnos y exigirnos

  Los Generadores (un 70% de la población) tienen una frecuencia: la Metamorfosis.  Así como no vemos la transición de una oruga para convertirse en mariposa dentro de su crisálida, ellos tampoco se dan cuenta de su proceso de aprendizaje o concreción de un objetivo, ya que involucra un “estancamiento” periódico hasta que el resultado se presenta todo de golpe.  Como no les gusta esperar y no ven la conclusión inmediata,  tienden a abandonar antes de lograrla o a mortificarse.   Aunque esta frecuencia es de los Generadores, todos tenemos esta conducta dañina de quejarnos y exigirnos frente a cualquier cosa que implique tiempo y paciencia.  Esto solo mantiene y profundiza el problema puesto que le agrega presión y energía y lo hace mayor.  Un ejemplo: estás aprendiendo a manejar y, a pesar de que te esfuerzas y pones atención, te equivocas continuamente, así que te enojas, te insultas, te comparas, te sientes inferior a los demás.  Esta energía pesada y frenética funciona como un escudo que retrasa el avance y/o que impide que llegue lo que deseas.   En principio, comprender que cualquier cosa se consigue a través de “Prueba y Error” es fundamental.  Si sabes de entrada que vas a fallar, entonces puedes relajarte y tomar cada equivocación como un aprendizaje que te lleva más rápido a la meta.  Por otro lado, en lugar de demandarte grandes soluciones y medidas heroicas, entender que las pequeñas herramientas eficientes repetidas todos los días son mejores te ayudará a tranquilizarte y a tener otra perspectiva.     Si tienes a mano estrategias adecuadas y recursos simples y los aplicas cada...
¿Cuál meditación?

¿Cuál meditación?

  “La meditación no es un medio para algo. Descubrir en todos los momentos de la vida cotidiana qué es verdadero y qué es falso es meditación. La meditación no es algo por cuyo medio escapan. Algo en lo que consiguen visiones y toda clase de grandes emociones. Mas el vigilar todos los momentos del día, ver cómo opera su pensamiento, ver funcionar el mecanismo de la defensa, ver los temores, las ambiciones, las codicias y envidias, vigilar todo esto, indagarlo todo el tiempo, eso es meditación, o parte de la meditación. El control implica resistencia. La concentración es una forma de resistencia que consiste en reducir el pensamiento a un punto en particular. Y cuando la mente se adiestra para concentrarse por completo en una sola cosa, pierde su elasticidad, su sensibilidad, y se vuelve incapaz de captar el campo total de la vida.”     Estoy totalmente de acuerdo con estas palabras de Krishnamurti. Frecuentemente, observo cómo se usa la meditación para escapar de la vida cotidiana y estar una hora en un mundo “ingrávido y gentil”, pretendiendo ser “espiritual” por eso. La vida es una meditación en movimiento. ¡Qué...