(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar

Escribe una Autobiografía Positiva

 

  • Cuenta, animadamente, los hechos más hermosos, notables, motivantes, tiernos, divertidos, emotivos que marcaron tu vida.  No escribas ninguna experiencia negativa o “buena, pero”, porque de esa manera la estás diluyendo.

 

  • Rescata de los momentos difíciles el valioso aprendizaje que ellos significaron para ti.  Si nunca lo pensaste así, comienza a hacerlo.  Este paso es el más significativo porque te puede ayudar a recontextualizar tu vida; a apreciarla como un proceso que te lleva a descubrir tus mejores cualidades, tu potencial, tu esencia; a comprender el sentido de tus “errores”; a aceptarte, perdonar y perdonarte, marcando un límite a partir del cual elegirás existir con propósito, con conciencia, con gratitud.

 

  • Puedes empezar desde antes de tu nacimiento (cuando tus padres se conocieron) y relatar hasta el día de hoy.  Si hay cosas que no conoces, averígualas o… ¡invéntalas!

 

  • La memoria es completamente subjetiva: si te contaste una historia llena de desgracias y problemas es porque no estás valorando todo lo bueno, enriquecedor, solidario, valiente, bello que también has vivido… y que puedes vivir.

 

escribiendo

 

  • Una parte fundamental: ¿cómo deseas que continúe?  Escribe tu futuro en presente, como si fuera hoy, como si YA lo estuvieras viviendo:
  • cómo es tu día,
  • con qué personas te relacionas,
  • qué trabajo tienes,
  • cómo te sientes,
  • qué actitudes tienes,
  • cómo usas los recursos que posees,
  • qué potencial desarrollas.

 

  • Hazlo tan corto o largo, simple o complicado como quieras, pero involúcrate de cuerpo y alma con tu relato.  Cuanta más pasión pongas y más claramente lo veas, más rápidamente será real.  No escribas cómo llegar allí, ni algo cerrado y “seguro”: deja que la Vida te vaya sorprendiendo con cosas mejores que las que pudiste soñar.

 

¿PARA QUE HACERLO?:  Si dices que deseas algo, pero piensas o haces lo contrario, no lo lograrás, porque sólo la unidad, la integración de tu cuerpomente y de tu energía dirigidas hacia un fin llevan a la realidad lo que expresas.  Esta Práctica te hace consciente del valor de tu vida y de lo que puedes lograr.  Una vez que tienes clara tu meta, deja que ella te vaya guiando (abierto, confiado y feliz), sabiendo que  está sucediendo.  Agradece todo lo que se vaya materializando.  Tus pensamientos negativos o tus dudas o miedos bloquearán lo que te propones.  Cuando uno de ellos aparezca, suéltalo y reemplázalo por uno positivo.  Sé constante hasta que sólo tengas pensamientos que te ayuden en tus interacciones.

 

Esto es un extracto del Curso gratuito CAMBIA TU ACTITUD.  Puedes bajarlo en este link:

CURSO: ¡CAMBIA TU ACTITUD!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

captcha