(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar

Si no lo arruinamos, este puede ser un gran año

 

Desde distintas perspectivas, todos coinciden en que este es el inicio de un cambio verdadero.  En estos últimos años, hemos estado terminando de liberar paradigmas, situaciones, trabajos, relaciones, lo que sea que cada uno necesitó, a fin de estar abiertos a una nueva manera de vivir.

 

Esto no significa que todos ya estamos libres y listos pero sí que la Energía está disponible para comenzar realmente.  Entonces, ¿por qué parece que es al revés, que hay cada vez más conflictos y problemas?  Justamente, porque esta Energía es tan fuerte y distinta que las resistencias son formidables.  Puedes verlo en ti: ¿acaso te resulta sencillo dejar la inercia de pensar, sentir y actuar como siempre, de tomar iniciativas que prorrumpan con lo conocido y cómodo, de sostenerlas en el tiempo, de plantarte en lo que verdaderamente eres y vivir de acuerdo a ello?

 

A todos nos cuesta.  Dejar de escuchar los cantos de sirena de una sociedad consumista y superficial, manejada por el ego, implica tener ideas propias, que puedan ser sustentadas cotidianamente por actos conscientes.  Esta actitud es la menos divulgada: parece que debemos ser héroes, tener grandes gestos, evangelizar, tomar decisiones fundamentales, romper con todo… ¿y quién se siente así y puede con ello?  Pocos.

 

mujer arbol

 

En el fondo, eso es del ego espiritualizado.  Él necesita sentirse importante y reconocido, uno de los pioneros que cambiará el mundo con sus ideas, cursos, institutos, enorme corazón.  Todos pasamos por eso.  Al final, lo que vale es la pequeña práctica diaria, en la que reconocemos nuestras sombras, nos aceptamos en la calidoscópica realidad dual, implantamos algo nuevo, que alimentamos con paciencia y perseverancia hasta que crece imparablemente.

 

¿Qué deseas iniciar y sustentar; desde qué lugar interno lo estás planteando; qué necesitas activar para lograrlo; con quiénes deseas compartirlo?  ¿Confías en la vida; estás abierto a la abundancia y la gracia; te conoces, valoras y amas; estás conectado a tu Ser y a la Fuente en términos simples y accesibles?  ¿Puedes aceptarte como el co-creador, como la chispa luminosa, como el humano divino que eres?  Comienza ahora.  Te acompaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

captcha