(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar

Todo tiene consecuencias: sé responsable de tus creaciones

 

Se había roto un caño en mi cocina y arruinado un mueble en la vecina del piso de abajo.  Cuando el plomero le sugirió que pida que se lo cambien, ella dijo riéndose: “Sí, total lo paga el consorcio”.  Pensé: “El consorcio somos todos, tú y yo también”.  Es como cuando se comenta: “Total, lo paga el Gobierno.”

 

Es un típico pensamiento argentino (y sospecho que latinoamericano): el Gobierno es una entelequia (en el sentido de algo perfecto e ideal que solo existe en la imaginación), sostenido por el aire y el dinero de quién sabe quién…  Parece que nadie toma en cuenta que el gobierno somos todos y que todos lo mantenemos con nuestro trabajo y nuestros impuestos. 

 

En lo espiritual, es como cuando decimos “Todos Somos Uno” como una hermosa teoría pero vivimos exactamente lo contrario: creemos que todo se queda en nuestra pequeña burbuja energética pero resulta que pasa al Inconsciente Colectivo de la Humanidad, alimentando cualquier clase de inequidades y desastres.

 

Cuando nos enojamos por algún hecho y decimos: “¡Tiene que morir de la peor manera!”; cuando vemos por décima vez un asesinato y rumiamos: “Esto es una lotería: uno sale y no sabe si vuelve; nos pueden matar en cualquier momento”; cuando el vecino nos molesta y pensamos: “¡Qué tipo de porquería, ojalá le pase algo!”; cuando posteamos hermosas frases en Facebook y después insultamos al gobierno de turno o nos quejamos de todo: ¿asumimos que esto no tiene derivaciones, personales y sociales?

 

 

reflejada

 

Todo tiene consecuencias, todo nutre el acervo común, nada se pierde.  Si existe una demanda, habrá una oferta.  Si crees que te asaltarán en cualquier momento, estás creando la situación y al ladrón.  Si piensas que alguien te ayudará y que juntos podrán asociarse en un emprendimiento, estás creando la empresa y al socio.  ¿Qué eliges?

 

De eso se trata: TÚ ELIGES.  Si quieres un mundo mejor, comienza a crearlo pensamiento a pensamiento, palabra a palabra, emoción a emoción, acto a acto.  Todo cuenta.  Estamos elevando la vibración, pasando de una realidad a otra.  No es un ensayo, es la realidad.  Eres parte de un cambio impresionante, de un paso maravilloso de la Humanidad.

 

Estamos pasando del control del ego a la guía del alma.  La resistencia es enorme pero no tenemos que engancharnos de ella.  Respiremos, conectemos con el cuerpo, con el presente, encontremos la suave luz del corazón y creamos posible la creación de un nuevo mundo.  Ya está aquí.  Requiere de tu participación total.

2 Comentarios

  1. Gracias or esta forma de pensar tan elevada

    Responder
    • Gracias, Ana! Elevemos nuestra conciencia para crear un nuevo mundo.
      Un gran beso.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

captcha