(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar

Mi propuesta

¿Tienes una situación económica satisfactoria pero no te sientes pleno o creativo?

¿Repites errores pero no te das cuenta porqué?

¿Estás estancado en distintos aspectos de tu vida, sin encontrar lo que te motive?

¿Estás buscando “tu lugar en el mundo”?

¿Deseas liberar tu potencial en todo sentido y buscas una guía para hacerlo?

¿Sabes que eres un Ser Espiritual pero estás atrapado en tu Ego?

¿Posees mucha información sobre autoayuda, Nueva Energía, Ley de Atracción, El Secreto, etc, pero no logras concretarla en tu vida cotidiana?

Te ofrezco mi continua capacitación, mi experiencia de más de 20 años y mi total presencia.

La noción de que “todo pasa por la mente” ha sido bastante destructiva.  Así, te has llenado de información, de libros, cursos, seminarios, afirmaciones, visualizaciones y toda la parafernalia… sin demasiados resultados visibles.  La realidad vuelve a surgir imperturbable. No es que no haya verdad en mucha de esta información, lo que sucede es que no se trata de repetir como loros ni de imaginar paraísos (en general vendidos por la misma sociedad que crea los infiernos diarios) sino que no sabes aplicarla en la vida cotidiana.  Parece maravilloso en el libro pero, cuando toca puntos neurálgicos de tu vida, tiendes a huir o negarlos.  Quizás, quieras creer que una hora de lectura o visualización obrará milagros sobre 23 horas de críticas, quejas, victimizaciones y temores.  La frustración se irá acrecentando a medida que sigas probando con distintos gurúes o técnicas y no percibas resultados duraderos.  Acaba con ello de una vez.

No eres sólo una mente, como habrás podido darte cuenta.  Estás habitando un cuerpo maravillosamente calibrado para expresar los niveles sutiles.  Habiendo sido reducido a una imagen para vender o mostrar, no lo escuchas, perdiendo una preciosa fuente de conocimiento y de placer.  Es a través del cuerpo que sientes, te manifiestas, te comunicas y materializas tus deseos.  ¡Qué precioso!

Las emociones tienen una fuerza enorme.  Eres arrastrado de una a otra sin poder transmutarlas.  Enojado, angustiado o triste, percibes que el pecho o la panza van a explotar, imposibilitado de encauzarlas.  O te anestesias, cuando ya no das más.  El cuerpo se encargará después de somatizar tanto estrés emocional en síntomas o enfermedades varias.  No es necesario pasar por eso, ya que tus emociones son sólo mensajeras, mediadoras entre tu cuerpo y tu mente.  Al reconocerlas y liberarlas, ganas en vitalidad y movilización.

“Soy espiritual” te dices porque meditas o vas a algún servicio religioso o lees sobre el tema.  ¿Y qué es lo demás?  ¿No afirmas que Dios es Todo?  ¿Entonces no es espiritual cualquier cosa, comenzando por tu vida en sus diversos aspectos?  Muchos buscamos la “misión”, aquello que llenará nuestras vidas vacías de sentido.  Y creemos que estará en alguna clase de epifanía bajada por ángeles que nos transportará más allá de la chatura de la mediocridad.  Tu misión, tu motivo espiritual está entroncado en tu  personalidad y en tu vida cotidiana, en eso que tanto te cuesta superar y que repites como la piedra en la que tropiezas sin cesar.  Cuando logres adentrarte en la Sombra y aprender su secreto, emergerás en la Luz que espera ser descubierta.  No hay experiencia más sanadora.

El Ego (esa herramienta operativa que ha ocupado un lugar que no le corresponde) impera en tu interior y maneja tu exterior.  Obnubilado por sus miedos, dudas, exageraciones, actividades frenéticas, defensas, negaciones, exigencias, ansiedades, vives a fuerza de controles y simulaciones.  Como sólo conoce de luchas y esfuerzos para obtener reconocimiento, cariño y validación, crea un mundo de conquistas y enemigos.  Es el mundo que conoces…

¿Quisieras vivir en otro?  Es hora de acallar las atronadoras voces del Ego (poniéndolo en su lugar firme y cariñosamente a través de la sanación de tus Niños Internos) para comenzar a escuchar la suave voz del Alma.  A través de la conciencia, de la presencia en el aquí y ahora, de la intuición, te irás abriendo a lo que YA eres: un Ser Espiritual transitando una experiencia Humana.

Así, accederás a un caudal creativo y abundante que te pertenece por derecho, que atrae naturalmente personas, situaciones, recursos, lugares, para expresar tus deseos de expansión, gozo, amor.  ¿Demasiado bueno?  Apenas el inicio…  Estamos en un proceso de espiritualizar la materia, de integración total.

¿Qué necesitas para comenzar este cambio profundo y verdadero?  Estar dispuesto a comprometerte totalmente.  Si todavía estás echando culpas afuera, si no te cansaste de intentar y no lograr, si crees que el tiempo arreglará la situación, si no estás harto de muchas cosas de tu vida, si estás atrapado en las ilusiones del Ego, del consumo, del sufrimiento… no estás preparado.  Si no tienes dinero, tampoco, ya que consumes tu día en preocupaciones económicas y no has comprendido la prosperidad inherente que es parte de tu Ser.  Tienes muchos recursos gratuitos y de bajo costo en el sitio para comenzar a elaborarlo.

Mi compromiso es íntegro y entusiasta.  Espero lo mismo de ti.  Sin victimizaciones ni excusas inútiles.  Apelo a tu poderoso deseo de transformación, unido a la Nueva Energía y su paradigma de sencillez, gracia, fluidez, paz, abundancia y amor.  No te estoy proponiendo superficiales cambios, sino uno que modificará tu vida personal y profesional constante y maravillosamente.  Cuando trabajas desde la raíz, desde la integridad, desde la verdad, no hay nada que no sea movido y transformado.  Ese es el regalo del Ser.

¿Te unes a esta preciosa aventura?

¿Quieres tener una consulta conmigo?

Sí, quiero

¿Quieres seguir un curso a distancia?

Sí, quiero