(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar

Testimonios

Guía de Vida Conciente


Es un trabajo del que muchas veces quise escapar, pero Laura me mantuvo de pie porque sabía lo liberador que resultaría.

Psicólogos y psiquiatras me acompañaron desde la adolescencia, ninguno logró hacer mi camino más llevadero excepto, claro, el que me suministró fármacos.  Hoy, a mis 42 años, me sorprende encontrar gente que, orgullosa, confiesa a los 62 años todavía estar en tratamiento.  Una medicina que enseña a mantener al enfermo en esas condiciones para asegurar su propia supervivencia, sin aceptar la posibilidad de reformularse o abrir el recorte científico hecho hace antaño… Mientras tanto, nuestras vidas transcurren a los golpes, aferrándonos al dolor que nos causó la ruptura de nuestro caballito de madera, culpando a nuestros padres de nuestro terrible destino, viviendo existencias mediocres, no reconociendo nuestro verdadero poder, aquel con el que nacimos.

Dicen por ahí que nuestros labios conservan los surcos que se formaron en aquel momento cuando nuestro Ángel Guardián posó sus dedos pidiéndonos guardar ese secreto. Siempre fui inquieta para la época y eso me llevó a buscar alternativas no convencionales.  Laura es para mí la alternativa de una vida plena, verdaderamente responsable.  Advertencia!!! No tomar la acepción de esta palabra en forma canónica.  En realidad, es reconocernos, recordar nuestro poder creador, alejar la queja y los malos pensamientos, soltar, sanar los niños internos que les puedo asegurar no es ningún juego de niños.

Es un trabajo del que muchas veces quise escapar, pero Laura me mantuvo de pie, activa, porque sabía lo liberador que resultaría. Avancé mucho, mucho más rápido que los años anteriores, aunque soy consciente de que me encuentro en el umbral de la puerta que abrí, pero segura de que estoy bien acompañada, con la profesional que no me dejará claudicar y que hará lo imposible para sacarme adelante donde quiero estar creando mi mañana con mis propios colores. Silvana S.

Ya llevo casi dos años de terapia; sinceramente, han pasado cosas increíbles en mi vida...

Hablar de Laura es hablar de mí, de un proceso de cambio, pero no un cambio rotundo, sino un aprendizaje; como un chico aprendiendo a escribir, con muchas faltas de ortografía, pero sabiendo que es vital escribir…, leer.

Tengo 40 años, y mucha vida, como todos; sin embargo, esa vida “vivida” no siempre me ha dado paz, es más, llego a Laura pues dentro de mí solo había dureza, miedos, “fracasos”, cobardía, todo disfrazado en que “la vida es así”. Ya llevo casi dos años de terapia; sinceramente, han pasado cosas increíbles en mi vida, pasan cosas insólitas, y aún no termino de aprender a “leer”.

Creo que no voy a aprender nunca, pues son muchos, infinidad de idiomas, sin embargo el hecho de sentir, de despertar ese niño que quiere aprender, el saber que sólo debemos ser concientes, concientes de nosotros mismos, de que tenemos que aprender a educar ese niño, ese ego, para poder vernos la verdadera luz interior me da paz e ilusión a todo, me hace quererme más y sé que me va a ayudar a querer más todo lo que me rodea.

Solo tengo que decirte, Laurita… muchas gracias por tanto cariño…y sabiduría. Paco S.

En la terapia encontré un espacio para hacer catarsis, sacar cosas acumuladas...

Empecé terapia con Laura hace unos tres meses, anteriormente hice otra terapia más tradicional, freudiana, que me ayudó hasta un punto… Sentí que necesitaba otra cosa.

En un momento de mi vida donde había atravesado varias situaciones traumáticas, dolorosas, entre ellas la más difícil y reciente (la muerte de mi hija), una amiga me contactó por medio de la web, yo estaba en la búsqueda de un camino. En la terapia encontré un espacio para hacer catarsis, sacar cosas acumuladas… hablar de los nudos o cosas enroscadas (que supongo todos tenemos)…  además de hablar, trabajar con mi cuerpo, acercarme a mí, no pelearme con mis emociones, sentirlas, transitarlas, llorar, enojarme, amigarme, sacar, desagotar.

Es de adentro para afuera el camino, y Laura una guía. Solemos buscarnos en espejos, en reflejos, y nos perdemos en el afuera. El camino es todos los días, dar pasos y seguir adelante, no hay una magia, es uno y su esencia. Yo vine a buscar paz conmigo misma. Alinearme… y todavía estoy en ese camino… Hay mucho por aprender, y hay gente que nos puede ayudar… A mí me ayudó a mejorar mi ánimo, autoestima, perdonarme, aceptar, mirar el presente, no bucear en un pasado terminado, aprender de él, resignificarlo y mirar para adelante, no imaginar futuros mágicos y sí proyectarme.

Empezar esta terapia es afrontar… si queremos barrer bajo la alfombra… mejor ir a otro lado. Hay muchas herramientas, dibujo, meditación, hablar, lo que surja en la terapia, lo que nos despierte, se maneja con libertad, con energía, lo que fluya va a estar bien. Carolina V. 

Me enseñó a buscar en mí lo que yo siempre buscaba en el otro, aprendí a amarme y a tener seguridad en mí.

Cuando comencé mi terapia con Laura, estaba pasando por momentos difíciles y tenía muchos bloqueos internos, que no me dejaban disfrutar de la vida.Me enseñó a buscar en mí lo que yo siempre buscaba en el otro, aprendí a amarme y a tener seguridad en mí.

Con ella, pude descubrir que uno elige cómo vivir, que el sufrimiento y las dificultades son una elección, que uno puede crecer a través del amor, sin aferrarse al dolor. Cada día aprendo más a superar mis propios obstáculos, porque ella siempre me hace ver todo mucho más claro y de una forma que puedo entenderlo para modificarlo.

Agradezco haberla conocido, Hoy, soy quien siempre quise ser… gracias, Laura! Jordana B.

 

Haciendo uso de todos los “caminos” complementarios que conoce, me ayuda a realizar una síntesis concreta.

Escribo algo, aunque me es más fácil cuando hablo con aquellos amigos que saben de mi búsqueda y mis incursiones, seminarios, retiros, viajes místicos, puyas budistas, ayunos, yoga, talleres, chamanes, plantas sagradas, filósofos, yoguis, adventistas, jesuitas,  etc. y les cuento que este año he encontrado una persona que, sin atarse a una determinada disciplina terapéutica sino haciendo uso de todos los “caminos” complementarios que conoce, me ayuda a realizar una síntesis concreta, uniendo todas las cosas que he aprendido en mis diversas experiencias. Y, por sobre todas las cosa, me hace tener presente que todo lo que sé no me sirve para nada si no lo pongo en práctica, si no lo ejercito y es la primera vez que realmente “mi cabeza” ha dejado de dirigir mis acciones para desarrollar todo su poder, que es enorme, a mi servicio.

Ella me ha ayudado a modificar los paradigmas de mi educación judeocristiana para la que el abajo, lo animal, la tierra, el cuerpo era lo impuro y la evolución era lo ”elevado”, el desarrollo de los Centros energéticos superiores y a comprender y realmente sentir desde mi propio cuerpo material, a conectarme, a escucharlo porque habla, a valorizar enormemente los Chakras “inferiores”, los emocionales (las raíces, las entrañas, los deseos), los que le dan impulso y sustento a los superiores.

Me ayuda a aceptar que sin duda somos Seres de Luz, pero Laura me recuerda constantemente y me hace vivir teniendo muy presente y en consideración que estamos transitando  una experiencia material, en un mundo material. Me está ayudando a encarnarme y desde este lugar es que he comenzado a conectar con la existencia espiritual desde otro sitio, y resulta una extraordinaria experiencia de mi propio despertar espiritual. Influido por la religión con respecto al “tener”, y el humanista Erich Fromm (Tener o Ser) en mi juventud, hoy practico con Laura el “saber tener” y que lo físico no es la meta sino solo un instrumento. Ernesto T.

Llevándome a encaminar una nueva forma de pensar, distinta a lo que venía acostumbrada… todo un desafío.

Hacía tiempo, me decían que mi terapia de tantos años no estaba resultando y yo no podía verlo; hasta que resolví cerrar ese capítulo. A través de una conocida, di con Laura, con quien -entrevista mediante- no progresamos en una primera instancia. Y pasado los meses inicié la terapia… estaba atravesando un momento en que necesitaba recuperar este espacio nuevamente, que me permitiera pensar y definir algunas cuestiones.

Comparando aquel viejo modelo conocido y cómodo, a éste, el de Laura… dudé varias veces en seguir, ya me enfrentaba con quien me decía las cosas que quizás no quería oír, me hacía ver aquello a lo que yo cerraba los ojos, pero en el aquí y ahora, sin interminables sesiones y llevándome a encaminar una nueva forma de pensar, distinta a lo que venía acostumbrada… todo un desafío.

No es casual que ella apareció en un momento donde también mi vida iba cambiando un poco de curso, todos estamos en la vida del otro por algo, soy una convencida, y quizás con sus consejos y su forma de ver todo esto que a nivel humanidad nos toca vivir, pueda lograr el ser más feliz cada día, más plena, más divinamente yo. A menos de un año, ya establecimos ciertos parámetros y sé de la buena voluntad y garra que pone en hacerme ver que puedo, que se puede, que podemos. Por eso insisto, porque quiero encontrar mi llave, abrir mi puerta y deleitarme de la felicidad que el Universo tiene para mí…

Gracias Laura, sos un maravilloso ser de Luz para quienes te vemos semanalmente!! Mabel F.

El trabajo con Laura me ha permitido conectarme con mi realidad y energías interiores.

A partir de mi situación interior, entendí el valor que poseía dentro de mi ser. El valor se refleja siempre afuera cual sea la situación exterior. No se trataba en primer lugar de considerar la realidad exterior, sino mi valor interior. Entonces, he podido pasar a otro estadio. Antes la realidad exterior servia a hacerme tomar conciencia de mi valor interior. Ahora, puedo apoyarme dentro de ese valor averiguado para influir sobre el exterior. El exterior no me sirve más como espejo que me envía mi imagen, sino que se ha vuelto el lugar donde mi valor se puede expresar.

Laura se acerca poco a poco a tus miedos y te los cambia con suavidad pero constancia. Ella te tiene confianza antes que tú y te ve ya crecer, mientras lo dudas. Trabaja contigo como la imprenta sencilla que imprime letras poco a poco y te rellena el corazón de un nuevo mensaje.

Acércate a ella con amistad, ábrete a un cambio tranquilo, que te va confirmar tus poderes. Alain E. (Holanda)

Curso Creación Integral


Estoy segura es que fue un antes y un después en mi vida.

Y sí, se terminó el curso de Creación Integral  ¿Tengo que contar que cosas cambié, que cosas me di cuenta, que me quedó? En realidad muchas, pero lo que sí estoy segura es que fue un antes y un después en mi vida.

Primero, me di cuenta que tengo que darme cuenta, ja, ¿De qué? De que soy el sol de mi propio universo, de observar y conocer mis emociones, mi cuerpo, mi respiración, de que todo cambio comienza en mí, ser mi propio observador, porque si yo cambio el mundo cambia, todo a mi alrededor cambia, y pude comprobarlo. Fue un paso más en este camino de evolución, y lo que me queda pendiente es seguir trabajando conmigo, haciendo cada día una introspección mayor; primero para ir avanzando en la vida como persona y profesionalmente, pero sobre todo reconocer lo perfectos  seres  que somos.

Agradezco a Dios, porque siempre me pone delante personas tan lindas como Laura, con la que sigo mi terapia personal. Liliana A. 

Mi fin de curso fue revolucionado a nivel emocional…

Quizás porque el tema del último Módulo es lo más desafiante para mí y sobre todo por esta intención de amarme a mí cada vez más y en salud. Saltaron a la luz cuestiones internas a abrazar y evolucionar… para poder comenzar a manifestar en mi vida real y concreta el tipo de relación a la que aspiro, la del amor en el aquí y ahora.

Personalmente creo que he adquirido herramientas súper valiosas para seguir aplicando y un material de consulta permanente, para sacarle jugo según las situaciones y la consciencia del momento en que lo pueda llegar a consultar. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Vanina G.

Creo que son muchas cosas las que aprendí. Cada entrega fue muy movilizadora.

El curso me permite replantearme, desde otro lugar, desde otro paradigma, dónde están  las respuestas a problemas de salud que yo estaba teniendo y de esta manera buscar una solución por otros caminos que hasta ahora  no los había transitado.

Comencé a realizar cambios profundos, pero me gustaría remarcar la importancia del lenguaje del cuerpo, lo que el cuerpo expresa sin que se exprese lo verbal, que muchas veces nos mentimos o no nos queremos dar cuenta desde lo racional (pensamiento). He podido aceptar que el cuerpo me está indicando algo, que no lo puedo ignorar. Es un sensor extraordinario de lo que a mí me pasa internamente. El módulo de Energía es muy importante para lograr una sintonía con el universo, es fundamental que sepamos cómo estamos manejando la energía que nos atraviesa.

Te agradezco por ser parte de mi crecimiento. Nilda A.

Curso Cambia tu Actitud


Me encantó este tema, los ejercicios tan accesibles a cualquier persona...

Puse en práctica algunos durante una discusión sobre horarios de trabajo con mis compañeras y me funcionaron, pues mi actitud pasó de estar a la defensiva a escuchar con calma y concentrarme en el tema a tratar y opinar tranquilamente. Analía R.

La mejor herramienta para la vida!!

Este curso es buenísimo, el tema es específico, muy comprensible y fácil, después de leerlo tu vida cambia, tu actitud es más positiva y abierta. Lo recomiendo mucho. Marlen D.

Me pareció excelente.

Me pareció excelente; ablo desde mi experiencia, en estos días tenia algunos problemas del sistema nervioso y encontré este curso. Después de haberlo leído con sumo cuidado, mi actitud cambió muchísimo generando un estado de salud muy compensatorio. Les recomiendo que lo lean es muy especial, no se arrepentirán. Leandro B.

Muy recomendable por los ejercicios prácticos que incorpora.

En resumen, se trata de des-aprender los hábitos negativos y creencias autolimitantes que todos tenemos para aprender otros más en contacto con nuestro “ser” interior. Es decir, cambiar las actitudes prefijadas (que no son nuestras) y comprender lo que significa el “yo” autolimitado. Destaco el apartado de la creatividad, porque es esencial para todo. Adrián A.