(011) 155-810-6686 contacto@abrazarlavida.com.ar
Escribe una Autobiografía Positiva

Escribe una Autobiografía Positiva

  Cuenta, animadamente, los hechos más hermosos, notables, motivantes, tiernos, divertidos, emotivos que marcaron tu vida.  No escribas ninguna experiencia negativa o “buena, pero”, porque de esa manera la estás diluyendo.   Rescata de los momentos difíciles el valioso aprendizaje que ellos significaron para ti.  Si nunca lo pensaste así, comienza a hacerlo.  Este paso es el más significativo porque te puede ayudar a recontextualizar tu vida; a apreciarla como un proceso que te lleva a descubrir tus mejores cualidades, tu potencial, tu esencia; a comprender el sentido de tus “errores”; a aceptarte, perdonar y perdonarte, marcando un límite a partir del cual elegirás existir con propósito, con conciencia, con gratitud.   Puedes empezar desde antes de tu nacimiento (cuando tus padres se conocieron) y relatar hasta el día de hoy.  Si hay cosas que no conoces, averígualas o… ¡invéntalas!   La memoria es completamente subjetiva: si te contaste una historia llena de desgracias y problemas es porque no estás valorando todo lo bueno, enriquecedor, solidario, valiente, bello que también has vivido… y que puedes vivir.     Una parte fundamental: ¿cómo deseas que continúe?  Escribe tu futuro en presente, como si fuera hoy, como si YA lo estuvieras viviendo: cómo es tu día, con qué personas te relacionas, qué trabajo tienes, cómo te sientes, qué actitudes tienes, cómo usas los recursos que posees, qué potencial desarrollas.   Hazlo tan corto o largo, simple o complicado como quieras, pero involúcrate de cuerpo y alma con tu relato.  Cuanta más pasión pongas y más claramente lo veas, más rápidamente será real.  No escribas cómo llegar allí, ni algo cerrado y...
¿Y si cambias tu cuento triste por uno que te sirva?

¿Y si cambias tu cuento triste por uno que te sirva?

  En nuestra cultura y sobre todo en cualquier programa de desarrollo personal, reina la mente.  “Todo es mente”, “decide desde tu mente” y muchas otras frases son usuales y creídas como una verdad incontrastable.  Pero, ¿a qué mente nos referimos?, ¿cuál es la que domina nuestro accionar?  La del Ego, indudablemente.   Es más, nuestro Ego ES nuestra mente.  Atada a la frecuencia del tiempo lineal (pasado, presente y futuro) y a la dualidad (bueno, malo); corroída por miedos, inseguridades, dudas, comparaciones; condicionada por la familia, la sociedad, la religión, la publicidad; entronizada en una cultura materialista y desacralizada, esa pequeña mente influenciable es la que nos dirige.  ¿Qué otro resultado podríamos tener que el que estamos presenciando en el mundo?   La mente vive de historias.  Como dijo Shakespeare: “la vida es un cuento narrado por un idiota, lleno de sonido y furia que nada significa”.  No puede ser más descriptivo de la mente egoica.  Todos tenemos un cuento en nuestras cabezas y generalmente es desgraciado (sin la luz de la Gracia) y repetitivo (porque vivimos automatizados).  Nunca tomamos conciencia de que esa fábula no es real sino que está narrada desde el punto de vista de una víctima: nuestro Niño Interior.   Empezó cuando éramos pequeños, cuando no entendíamos ni podíamos poner las cosas en contexto ni comprender el accionar de los adultos.  Siguió con las rebeldías, sumisiones u omnipotencias de la juventud y terminó con los  conformismos del adulto a los modelos imperantes.  Se llenó de malentendidos; asociaciones equivocadas; situaciones, personas y emociones a las que no podíamos enfrentar; sufrimientos enterrados; ilusiones vagas y pensamientos...
El Despertar es como el Enamoramiento… (con un poco de culpa)

El Despertar es como el Enamoramiento… (con un poco de culpa)

Un paciente que está pasando por un período tumultuoso de tomas de conciencia, transformaciones, incertidumbres, angustias y demás yerbas, agotado, me dice: “estoy pensando que estaba mejor antes, cuando no me daba cuenta de nada”.  “¿Ignorancia es bendición?”, le contesto.  “¡Sí!, parece que así es”, me responde sonriendo.   Esta etapa es muy común cuando despertamos.  Al principio, ante el descubrimiento, todo es maravilloso, no paramos de apasionarnos ante tantas sorpresas, estamos repletos de innovaciones y cambios que fluyen sin pausa.  Queremos compartir la buena nueva, evangelizar a los conocidos; ser terapeutas; crear institutos que salvarán a la humanidad.  Es como cuando nos enamoramos: el corazón está lleno de alegría, ansiando más experiencias, todo luce hermoso, la relación funciona, no vemos nada malo.  A medida que pasa el tiempo, comienzan a aparecer pequeñas sombras en el Luminoso Reino de la Armonía y la Felicidad.  Las cosas no eran tan perfectas, no nos sentimos tan optimistas, el futuro se presenta un poco más oscuro.   Las idealizaciones, las ilusiones y las proyecciones explotan como pompas de jabón y la realidad muestra su verdad.  ¿Esto significa que estuvimos equivocados, que no estamos preparados o no tenemos capacidad?  No, simplemente ese período (necesario) de impulso, entusiasmo, novedad, utopía, tiene que terminar para dar paso a la exploración, la profundización, el aprendizaje (a través de “prueba y error”), la consolidación.  Las resistencias y rechazos del Ego no se hacen esperar, la impaciencia y las dudas minan la naciente confianza, el emprendimiento parece ser demasiado grande para nuestras fuerzas y posibilidades.     Para colmo, una actitud infaltable nos cae como una piedra: todo...
Enraizado (un ejercicio para soltar tensiones y confiar)

Enraizado (un ejercicio para soltar tensiones y confiar)

Están sucediendo movimientos (que, a veces, son paradas o retrógrados) que nos afectan y sensibilizan. Estos días, como buena ariana, ando volátil así que, para mí y para otros que puedan estar así, comparto un sencillo ejercicio para soltar tensiones y enraizarnos. Esto significa poner paz en la mente y comprender que, al igual que los árboles, el verdadero arraigamiento, seguridad y confianza comienza en los pies, sigue por el tronco y finaliza en la cabeza (no al revés). Espero que lo practiquen porque seguramente les servirá. Aquí va. • Sentado o parado, como prefieras: • Junta o entrelaza las manos, estira los brazos lo más adelante que puedas y baja la cabeza; elonga la espalda placenteramente. • Estira hacia arriba, abriendo las axilas. No te olvides de respirar. • Inclina un poco el torso hacia la izquierda y la derecha, como si quisieras desprender la cintura. No te fuerces ni exijas tu cuerpo: hazlo suave y agradablemente. • Junta las manos atrás y estira los brazos, abriendo el pecho. • Estira las piernas, primero con los pies apuntando al frente (con lo que elongas la parte anterior) y luego con los pies para arriba (con lo que estiras la parte posterior). • Golpea el piso con los pies unas cuantas veces, liberando el resto de las tensiones y conectándote con tu cuerpo y tu energía. • Bosteza ampliamente (si puedes, exhala con “ruido”, ¡descárgate!), o haz gestos con la cara, abriendo grande la boca. • Continúa parado (con la columna derecha y los pies bien asentados en el piso) o siéntate cómodamente: los pies separados, apoyados en el suelo,...
La Transformación del Infinito

La Transformación del Infinito

Mis Queridos Amigos: Muchos de ustedes están sintiendo la inquietud presente en el mundo actualmente. ¡Esas vibraciones positivas y negativas se están moviendo realmente! Los sensitivos intentarán muchas veces interpretar lo que sienten a través de su propia “rejilla” de percepción. Resonarán con lo que está ocurriendo en el mundo y lo interpretarán como si se estuviese originando en ellos. A esto se le llama “anclar las energías en uno mismo”. ¡Muy bien! ¡Muy bien! ¿Alguna vez se despertaron de improviso, en medio de un sueño poderosamente vívido? ¿Alguien les habla, les da un topetazo, o suena una alarma en la casa, haciendo que se despierten? En el instante previo a abrir los ojos, quedan atrapados entre dos realidades: están inmersos en el sueño, pero también recibiendo estímulos del mundo de vigilia. En ese breve instante, ¿alguna vez fusionaron los dos? ¿Se dieron cuenta repentinamente, justo en medio del transcurrir del sueño, que su hijo les pedía un vaso de agua? Si fue así, comprenderán lo que está ocurriendo en su mundo tridimensional en este momento. Ahora la humanidad está siendo despertada del Sueño de las Edades. Su mundo físico se está convirtiendo en un Portal Metafísico. ¡Afluyen las nuevas energías como la esperma al hacer el amor –corriendo a fertilizar el primer óvulo disponible! Y Amigos, en sus universos individuales… ¡ese óvulo son USTEDES! Las realidades posibles/probables ahora se están agrupando en tropel en torno a ustedes. Se las quitan de la cara, sólo para poder ver el camino ante ustedes. Cuando una partícula de energía potenciada (PEP) penetra en ustedes, inmediatamente hallan la forma de armonizar esa...
La tiranía de la víctima o el difícil equilibrio entre dar y recibir

La tiranía de la víctima o el difícil equilibrio entre dar y recibir

Coincidentemente, en un mismo día, una persona me escribe: “necesito información sobre cuando una persona se hace la mártir, ayudando a todo el mundo a costa de su propia felicidad y posteriormente se queja de lo que pasa pero lo continúa haciendo” y otra, que hace trabajo social voluntario, me comenta acerca de ciertas personas que se la pasan pidiendo, sin reconocer lo que se les da, y hasta enojándose cuando no reciben en tiempo o forma.  Dos caras de una misma moneda…   En este Gran Juego de la Tierra, algunos están en el jueguito de “yo no soy nada, no tengo nada, no puedo nada”, así que el mundo les debe dar, sostener, amar totalmente; es como un infantilismo eterno.  Cuando no sucede, hacen berrinches o se deprimen o manipulan para conseguir lo que creen que no pueden lograr por sí mismos.  Así, se pueden transformar en auténticas tiranas, sobre todo cuando manejan desde la lástima, la vulnerabilidad, la discapacidad, la inhabilidad, la victimización.  Andan “pobreciteándose” continuamente: “pobrecito yo, el mundo me hizo mal”.   Para que esta conducta avance, debe haber quien provea.  Otros tienen la actitud contraria, “yo puedo todo”, corren detrás de cualquier desvalido, dan lo que no tienen, no limitan qué ni a quién. Secretamente buscan que les devuelvan, que las distingan, que les digan lo fuertes y buenas que son (aunque no tienen consciencia de esto: “yo doy porque me sale, porque soy así” dicen).   El peligro de esta conducta es que, muchas veces,  termina provocando una ira interna, una reacción agresiva en contra del dador, porque el recibidor se acaba sintiendo peor, un...
Días difíciles

Días difíciles

Desde hace unos días… y siguiendo, la energía está densa.  Estoy cansada, obnubilada, duermo mucho o nada; de a ratos, he sentido una enorme agitación en el área del corazón.  Ahora, estamos en una cuadratura Júpiter/Plutón.  Júpiter nos pide expansión, nuevos caminos, dar el Salto de Fe que comenté el lunes.  Pero Plutón nos llena de miedos: a ser, a evolucionar, a mostrarnos. Sigue vigente más que nunca la pregunta: ¿qué vas a elegir?  ¿Los temores de siempre o tu potencial luminoso?, ¿seguirás energizando la vieja rejilla 3D de la Tierra o contribuirás al cambio, al establecimiento de la 5D?  Está en tus manos.     Cuando la oscuridad parece cubrirnos, podemos elegir potenciar nuestro diseño, reciclar lo conocido o crear algo nuevo, aprender a confiar, conectarnos a nuestra divinidad (que es Luz).  Aquí estamos, caminando el sendero del...